Alimentos - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Alimentos

Años 50_60_etc
Ahora nos parece muy normal entrar en un establecimiento cualquiera y ponernos a recorrer los pasillos, tocar todo el género, probarnos lo que queramos, llevárnoslo a casa e incluso devolverlo porque finalmente no nos gusta, eso antes no era así de ningún modo, los supermercados no existían, la gente iba a los Colmados o tiendas de ultramarinos o al mercado de abastos y compraba en los puestos que había dentro, esto todavía existe, hay que pedir la vez, y esperar a que el dependiente te despache.

En los años 70 existían los cupones de fidelización de clientes, en tus compras habituales y según su importe, te daban unos sellos (cupón ahorro del hogar) que enganchabas en las cartillas y una vez completas dichas cartillas, las cambiabas en los establecimientos creados para ello, por artículos para el hogar...

Aqui simplemente voy a insertar imágenes de lo que comíamos (o veíamos que otros comían...) en las décadas de los 60 y 70, los alimentos que os muestro son, la mayoría de ellos originales de la época; por lo cual apreciareis cierto deterioro en alguna fotografía... Allá vamos!!!!
En los años 50 y 60 en Madrid eran muchas las tiendas de comestibles que había y los niños de la casa éramos los que haciamos los recados, ibamos a comprar aceite, vino, vinagre todo por medidas de medio litro, un cuartillo,... el azúcar, los garbanzos, las alubias, era también todo por peso,... en esas tiendas llamadas de comestibles o ultramarinos solia haber de todo, desde una escoba para barrer hasta hilo o un dedal para coser, incluso hasta se vendían las aspirinas y los optalidones que eran los analgésicos habituales para el dolor de cabeza.

Recuerdo aún alguna marca de chocolate de las época como el Nogueroles, el Horreo, el Helvetia, y también las galletas María de Fontaneda, también los caramelos llamados Pirulís de la Habana por tener forma de paraguas, los chicles Bazoka y las cerillas de Fosforera Española.

Se vendían también velas para alumbrar, algo de uso muy habitual al haber muchos cortes de luz los dias de tormenta, algunas de estas tiendas tenían al lado un reservado, una especie de taberna donde los hombres bebian, fumaban, jugaban a las cartas y a la rana con un intenso olor a humo de tabaco.


¿Que se comia en España en mi juventud?

Los productos más solicitados eran el pan, la leche, el aceite, las legumbres o el azúcar, el jabón..., el pan que comía la mayoría de los madrileños solía estar hecho de harina de almortas o el veneno que llegó con el hambre tras la Guerra civil española por lo que tomaba un color amarillento y se endurecía con bastante rapidez, había un chiste muy divertido en el que se mezclaba la situación política vivida durante la época de la guerra civil y el momento que ahora tratamos, y que decía así

Varias señoras se quejaban amargamente en la panadería del aspecto y la calidad del pan diciendo: "¡ay, que largo!, "¡ay, que miaja!", "¡ay, que negrín!", a lo que el panadero respondía: "¡señoras! a que vienen ustedes aquí, a comprar pan o a hablar del gobierno? es evidente que se estaban refiriendo a Francisco Largo Caballero, a Juan Negrín y al General Miaja, todos ellos republicanos.

El pescado era bastante raro en Madrid, aunque podía ser adquirido a diario gracias a la llegada de camiones que venian por la carretera de la Coruña, a modo de curiosidad podemos decir que a ésta carretera se la conocía como la carretera de la muerte por la alta accidentalidad que tenía al estar frecuentada por camiones que tenían que estar en el Mercado de la Puerta de Toledo (Antiguo Mercado Central de Pescados y Mariscos de Madrid) a las 6 de la mañana, antes de la apertura de los mercados, y por ello hacían el trayecto por la noche desde la costa cantábrica en 12 horas para llegar con el producto fresco.
En muchas casas madrileñas se comía cocido todos los días laborables y el domingo paella, el cocido se convirtió en sinónimo de vulgar, como si careciese de caché, se utilizaban expresiones despectivas como huele a cocido o este guiso está agarbanzado, demostrando el desprecio por lo que ahora es el plato de los domingos en muchos hogares de la capital, a modo de chiste, existían en Madrid ciertos alimentos a los que se les denominaba de forma especial, por ejemplo, los caracoles eran para ellos langostas de jardín, las patatas, por su poder alimenticio eran chuletas de huerta, la mojama era salchichón de mar, mientras que los trozos de bacalao se conocían como soldaditos de Pavía.

Mercados de Abastos que existían en mi época

Accesorios y Herramientas en los Mercados

Y estos son algunos de los productos que se compraban en los Mercados, por ejemplo, recuerdo que cuando yo era niño para desayunar mi madre solia hacer la cascarilla con leche, eran pequeñas virutas de cacao que habia que cocer bastante tiempo en agua hirviendo, luego se colaba y se mezclaba con la leche caliente, tenía un pseudo sabor a cacao, pero con la llegada del Cola Cao los desayunos con cascarilla pasaron a la historia y nunca más se ha vuelto a saber nada más de ella, solo queda el recuerdo de aquél sabor que precisamente a mi me gustaba.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal