Aprendizaje

Vaya al Contenido

Aprendizaje

Escuela > Estudio
 
Tras la Guerra Civil y la subida al poder del General Franco, España sufrió un cambio, o mejor dicho, un clarísimo retroceso a nivel educacional y educativo respecto al que existió en tiempos de la República, maestros asesinados, exiliados o depurados, cierre de escuelas e institutos e implantación de una enseñanza fascista y clerical.
 
Entonces se constituyó la Junta Técnica del Estado y dentro de ésta la Comisión de Cultura y Enseñanza que fue presidida por José María Pemán porque debía impregnarse la mente del niño de un intenso patriotismo como cantos, himnos, subida de la bandera... y todo ello exaltando los valores castrenses de la nueva España como disciplina, valor, jerarquía, sacrificio, servicio…

A partir de aqui se impone una rígida censura en los libros de texto y se suprime la libertad de cátedra del profesorado, el maestro debía estar al servicio de la ideología, se suprime la educación mixta separando a los alumnos de las alumnas en centros diferentes alegando razones de orden moral, a las niñas había que educarlas en la femineidad rotunda que las condenaba a una posición subordinada en la sociedad.

Decía Pilar Primo de Rivera las mujeres nunca descubren nada, les falta desde luego el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles, nosotras no podemos hacer nada más que interpretar mejor o peor lo que los hombres nos dan hecho. (sin comentarios....).

Bien, pues esta página está dedicada a los años 50, 60 y 70 y en honor a todos aquellos que cursaron sus estudios en estas décadas, así que, empecemos por el aprendizaje en las aulas.

Las aulas de enseñanza primaria estaban divididas en grupos de pequeños y mayores según la edad, los conocimientos de los alumnos y de la opinión del profesor; los pequeños estaban todos en un aula grande alineados en mesas y en bancos largos, disposición que posiblemente facilitaba el control del único profesor, en las aulas de los
mayores se utilizaban pupitres de madera de dos plazas.

En la enseñanza primaria se comenzaban haciendo palotes para luego copiar palabras sueltas o frases en los famosos cuadernos Rubio que venian preparados con una plantilla, también a hacer ejercicios de redacción con lápiz o con pluma, el texto único que se utilizaba era mediante las Enciclopedias.

Existia aquella práctica habitual escolar de aprender algunas cosas cantando. Pero mala no era la idea, porque no solo hacía mucho más entretenido lo de memorizar, sino que también ayudaba a retener todo lo aprendido con mayor facilidad.

Posiblemente la tabla de multiplicar era la que abría el repertorio del canturreo educativo, y el resultado es que, cuando menos lo pensábamos, ya nos sabíamos de memoria la del 1, la del 2, la del 3, la del 4, la del 5… y así hasta la del 10, y difícilmente nos olvidábamos de ellas, lo que ya tenía mérito: una por una es una; dos por una es dos; dos por dos son cuatro; dos por tres son seis y así hasta la tabla del 9.

Ahora bien, si en matemáticas lo de aprender cantando se reducía a la tabla de multiplicar, en geografía la cosa cambiaba considerablemente, porque las opciones de aprendizaje eran más que notables. Para empezar, nada como saber dónde exactamente se encontraba nuestro país, que en eso aún andábamos algo despistados, pero casi a ritmo de rap, o sea: España limita al Norte con el Mar Cantábrico y los montes Pirineos que la separan de Francia, al Este con el mar Mediterráneo, al Sur con el mismo mar y el estrecho de Gibraltar, al Oeste con el Océano Atlántico y Portugal.

Bueno, y con esta otra completan la cara B del disco, asi que atentos y a rebobinar la memoria: los ríos de España son el Miño, el Duero, el Tajo, el Guadiana, el Guadalquivir, el Segura, el Júcar y el Ebro.

El Miño nace en Fuentemiña, provincia de Lugo; pasa por Lugo y Orense y desemboca en la Guardia, entre España y Portugal. Su afluente principal es el Sil.

El Ebro nace en Fontibre, provincia de Santander; pasa por Logroño y Zaragoza y desemboca en Amposta, provincia de Tarragona. Sus principales afluentes son el Jalón y el Segre.

Antes de que me ponga a llorar, mejor será poner punto y final a la banda sonora de nuestra escuela con una pequeña prueba de que hasta los cabos nos los aprendíamos cantando. ¿Qué no? Pues ahí va la lista:

Machichaco en Vizcaya
Ajo en Santander
Peñas en Asturias
Estaca de Bares en Galicia
Ortegal y Finisterre en La Coruña
Trafalgar y Tarifa en Cádiz
Gata en Almería
Palos en Murcia
La Nao y San Antonio en Alicante
y Creus en Gerona


Las sumas, restas, multiplicaciones y raices cuadradas se comprobaban mediante una prueba inversa y las divisiones por la llamada prueba del 9.

El exámen del Ingreso lo realicé en el Instituto de San Isidro el día 4 de Junio de 1955 y aún recuerdo lo nervioso que estaba ante mi primer examen oficial, este Instituto estaba al principio de la calle de Toledo, fue el colegio Imperial de la Compañía de Jesús hasta 1845, las aulas de exámenes eran muy grandes con varios profesores deambulando entre los pasillos para que no copiasemos, pero aún así, las chuletas campaban por sus fueros; había un estrado o una tarima dónde estaban varios profesores que te tomaban el examen oral que nos producia taquicardias, total que con algunas preguntas que debí contestar bien dentro de ese estado de nervios obtuve el aprobado y pensaba que, de haberme suspendido me hubiera tenido que pasar el veraneo estudiando con un profesor particular perdiendo mi tiempo de playa; el exámen escrito sobre temas habituales nos resultaba más fácil, después nos mandaban hacer una redacción de alrededor de una hora sobre algún tema.

Hoy en día hablamos de la Selectividad o del PAU (Pruebas de Acceso a la Universidad) pero antaño lo que nos preocupaba a los estudiantes era la Reválida o mejor dicho, las Reválidas.

Volviendo a las chuletas, comentaros los posibles orígenes de la acepción chuleta, la primera la encontramos en el libro Un invierno en Mallorca de George Sand, en el texto aparece el término xuete usado por los mallorquines para referirse despectivamente a los judíos y que puede provenir del francés chuette que tenía el mismo fin, parece ser que en tiempos de la expulsión de los semitas, éstos intentaban ocultar su origen comiendo chuletas de cerdo ante los ojos de todo el mundo; otro posible origen es una especie de cuña usada por los carpinteros para disimular grietas en la madera que llaman precisamente chuleta y por último, puede derivar de la voz chulo que designaba al individuo del pueblo bajo de Madrid que se preocupaba en aparentar que sabía más que nadie de cualquier cosa.

En cualquiera de los tres casos, el origen está en la ocultación o en la falsedad de resultados con un fin de aprovechamiento particular, social o profesional.



Veamos que ocurría durante la Dictadura Franquista


El Plan de estudios de 1953 del ministro democristiano Joaquín Ruiz-Giménez, el Bachillerato se dividia en dos partes y comprendía toda la enseñanza secundaria, constaba de siete cursos impartidos entre los 10 y los 17 años y que empezaba con un exámen de Ingreso a los 10 años y terminaba con un exámen oral (dado el reducido número de estudiantes).

El Plan establecía dos exámenes de Reválida que los alumnos debían superar; el exámen de Cuarto comprobaba el grado de conocimiento alcanzado en el Bachillerato Elemental, esto es, en los cuatro primeros cursos de Bachillerato (cuatro cursos entre los 10 y 14 años), tras superar esta reválida se pasaba al Bachillerato Superior (dos cursos, 15 y 16 años) con la clásica bifurcación entre Ciencias o Letras... y una nueva Reválida tras superar el sexto curso de Bachillerato.

En fin, ambos Bachilleratos acababan con un exámen final de Reválida (la de Cuarto y la de Sexto) que todos los alumnos incluso los de los colegios privados tenían que realizar en un Instituto Público.

Aqui os muestro un modelo del examen del 4º curso de Lengua y Literatura allá por el año 1964.

Además de Lengua y Literatura, en Geografía e Historia se incluían preguntas sobre Religión católica y también sobre Formación del Espíritu Nacional que, no te lo pierdas, especificaba sólo para alumnos varones.

La clase de Religión era, claro está obligatoria, pero la verdad es que ya entonces era considerada una María en los colegios no religiosos; recuerdo que quien nos daba todas las clases de religión era una monja seglar a la que llamabamos Señorita Mercedes y con esta asignatura teniamos que aprendernos de memoria el Catecismo del Padre Jerónimo de Ripalda normalmente las clases comenzaban con una oración una vez que todos habíamos ocupado nuestros pupitres, saludábamos con el Ave María Purísima a nuestros profesores.

Recuerdo que por el primer curso de Bachillerato mis padres tenian que pagar mensualmente 14 pesetas, el Bachillerato Elemental duraba cuatro años y dabamos: Religión, Latín, Lengua y Literatura Española, Geografía e Historia de España, Matemáticas (Aritmética, Geometría y Álgebra), Ciencias Naturales, Francés, Dibujo, Educación Física y Formación del Espíritu Nacional.

El Bachillerato Superior comenzaba a partir del quinto curso, luego el sexto y la Reválida; este Bachillerato lo hice cambiándome del Colegio Castilla al Colegio San Saturio en la calle Bernardino Obregón y dabamos además las asignaturas de Griego, Física y Química y Filosofía; el Cálculo se integraba a las Matemáticas y los estudios de Geografía e Historia se ampliaban para incluir Historia Universal.

Bien, comencemos por la Primera Enseñanza


Primer Grado (6 años), las asignaturas eran La Cartilla, Lecturas Primeros pasos, Lecturas Cuentos, Cálculo Iniciación, Método de Dibujo, Cuadernos de Escritura Vertical.


Segundo Grado (7 a 8 años), las asignaturas eran Mi Primera Comunión, Lecturas Pequeño Mundo, Lecturas Fantasia, Cálculo en la vida diaria, Francés Iniciación, Método de Dibujo, Cuadernos de Escritura Vertical.


Tercer Grado (8 a 9 años), las asignaturas eran Historia Sagrada, Lenguaje y Gramática, Geografía e Historia, Cálculo en la vida diaria, Lecturas Sentimientos, Lecciones de cosas, Método de Dibujo, Cuadernos de Escritura Vertical.


Cuarto Grado (9 a 10 años) para el Ingreso, las asignaturas eran Historia Sagrada, Lengua Española, Geografía, Historia de España, Cálculo en la vida diaria, Lecturas Chicos y Cosas, Francés Elemental, Método de Dibujo.


Bachillerato Elemental

Aprobé el Ingreso en Abril de 1960 en el Instituto Cardenal Cisneros estudiando en el Colegio Castilla y desde aqui comencé mis estudios de Bachillerato.

El Instituto estaba en la calle de los Reyes, “La Calle sin Sol” y hacía chaflán con la calle de Amaniel, estaba a la salida del metro de Noviciado, pegado a la Universidad Central.

El Instituto, era un vetusto y venerable caserón, cuyos muros de granito -más propios de una fortaleza que de un centro docente-- conservaban la salmodia del diario declinar en latín y el eco de las voces infantiles de los pipiolos.

Durante muchos años había sido seminario, de lo que daba testimonio la espléndida escalera de mármol con la vidriera redonda, polícroma, en lo alto de la misma. También pertenecía al instituto un patio de recreo y deportes, abandonado y sin utilidad ninguna.
  
Lo que más llamaba la atención nada más entrar en el aula era el estrado (ver foto), con la tarima de madera, amplia y elevada, a la que se subía por dos escaleritas laterales. En el centro de la misma se encontraba la mesa del profesor, larguísima y con tres sillones de recio cuero, a la usanza de los tiempos de Felipe II. Circundaba la tarima una barandilla de hierro forjado, tan alta como la mesa, y detrás de la mesa, insertas en la pared, estaban las vitrinas, llenas de instrumentos polvorientos del año en que se descubrió la electricidad: Bobinas eléctricas, gordas como porras, voltímetros de a kilo y balanzas exactas de poco fiar. Todo aquello era muy antiguo y más viejo que la tos.

El exámen para ingresar en el Bachillerato Elemental constaba de las siguientes pruebas:
a) Lectura expresiva en prosa y verso.
b) Análisis gramatical.
c) Ejercicio de redacción sobre un tema de Religión, Historia o Geografía.
d) Resolución de dos problemas de Matemáticas.
e) Iniciación político-social.
f) Traducción escrita de un texto de francés.
g) Ejercicio de Labores [para alumnas].


Primero en Septiembre del 61, las asignaturas eran Religión, Lengua Española, Matemáticas, Geografía de España, Dibujo, Educación Física y Formación de Espiritu Nacional (F.E.N.).


Segundo en Septiembre del 62, las asignaturas eran Religión, Lengua y Literatura Española, Matemáticas, Geografía Universal, Dibujo, Francés, Educación Física y Formación de Espiritu Nacional (F.E.N.).


Tercero en Septiembre del 63, las asignaturas eran Religión, Latin-Gramática, Latin-Método, Matemáticas, Ciencias Naturales, Francés, Dibujo, Educación Física y Formación de Espiritu Nacional (F.E.N.).


Cuarto en Septiembre del 64, las asignaturas eran Religión, Latín, Lengua y Literatura Española, Matemáticas, Historia, Física y Química, Prácticas de Química, Educación Física y Formación de Espiritu Nacional (F.E.N.).



La Reválida de Grado Elemental consistia en tres grupos de asignaturas y las aprobé en el Instituto San Isidro en Septiembre del 64.

Tras superar todas las asignaturas de los cuatro cursos, había una reválida selectiva llamada Reválida Grado Elemental que se realizaba en un instituto; esta reválida constaba de tres grupos: El de ciencias, el de letras y el de idioma; la nota de cada grupo se obtenía haciendo la media de las notas de las asignaturas que lo componían y los grupos se aprobaban por separado y únicamente en caso de superar los tres, se hacía la media de ellos para obtener la calificación final de la Reválida Grado Elemental.

Grupo Idioma: Religión e Idioma Moderno (Francés), Formación de Espiritu Nacional (F.E.N.).
Grupo Letras:  Latín, Lengua y Literatura Españolas, Geografía, Historia.
Grupo Ciencias: Matemáticas, Física, Química, Ciencias Naturales (Biología), Dibujo.



Bachilletrato Superior

Superada la Reválida, se accedía al Bachillerato Superior formado por los cursos quinto y sexto en los que ya existía la posibilidad de elegir dos ramas: Ciencias y Letras, la rama por la que yo opté fué por Ciencias.


Quinto lo estudié en el Colegio San Saturio en Septiembre del 65, las asignaturas eran Religión, Matemáticas, Ciencias Naturales, Francés, Química, Dibujo, Prácticas de Química, Formación de Espíritu Nacional y Educación Física; las chicas tenian Hogar.


Sexto en Septiembre del 66, las asignaturas eran Religión, Literatura y Gramática, Matemáticas, Historia del Arte y de la Cultura, Física, Filosofía, Dibujo, Formación de Espíritu Nacional y Educación Física.



La Reválida de Grado Superior consistía en cuatro grupos de asignaturas y las aprobé en el Instituto Cervantes en Septiembre del 66.

Grupo Idioma: Religión e Idioma Moderno (Francés), Formación de Espiritu Nacional (F.E.N.).
Grupo Letras:  Filosofía, Literatura Española, Historia del Arte y de la Cultura.
Grupo Letras: Latin y Griego.
Grupo Ciencias: Matemáticas, Física y Química y Ciencias Naturales.


Superada la Reválida Superior, se obtenía el Título de Bachiller y podía accederse al séptimo y último: el Preuniversitario o Preu como era comúnmente conocido en los ambientes estudiantiles; el curso 1970/71 fue el último en el que se impartió el Preuniversitario, en este último curso se estudiaba: Doctrina Social Católica, Literatura Española, Filosofía, Historia de España, Biología, Idioma, Matemáticas, Química y Física.

Y finalmente para entrar a la Universidad la Prueba de madurez que posteriormente pasó a llamarse Selectividad aunque en la actualidad se denomine P.A.U. (prueba de acceso a la universidad), dicha prueba de madurez se componía de tres grupos como las reválidas y la nota final era la media de las tres notas.

A continuación podeis ver como eran los exámenes que nos ponian en Bachillerato en el año 1964.

Exámenes durante el Bachillerato
Aunque parezca increíble, en el bachillerato que yo estudiaba dábamos tres idiomas: lengua española, francés ¡y latín! Sí, Sí, latín, esa lengua muerta, que se dice hoy día, en la que está la raíz de la mayoría de las palabras que utilizamos en español; bueno, y también en francés, italiano, rumano…, o sea, en las que, obviamente, se conocen como lenguas latinas.

Y, desde luego, no era mala razón para que en otros tiempos se intentara que el latín no estuviera muerto, sino más bien vivito y coleando. También hay que decir que no a todos los chicos y chicas que lo estudiaban se les daba bien. A muchos de ellos se les atragantaba lo de las siete declinaciones, entre las que la reina era la primera, con su famosa rosa rosae, que con tanto primor y esmero aprendíamos. Pero también estaba lo del nominativo, vocativo, acusativo, genitivo, dativo, ablativo y locativo, que nos volvían locos a la hora de construir una frase o de traducirla.

Esto último era toda una aventura, un laberinto del que difícilmente salíamos airosos, porque lo más normal era enredarse con quién era de verdad el sujeto, qué narices hacía y dónde se encontraba, o cosas parecidas. ¿qué no? Pues a ver quién es el guapo que se atreve a traducir ahora: Non omnes milites gloriae pugnant; o sea, No todos los soldados luchan por la gloria. ¿A que parecía fácil?

Sin embargo, lo cierto es que no parece que fuera mala idea lo de aprender latín, que en realidad no era otra cosa que adentrarnos en las entrañas de nuestro idioma. De hecho, incluso hoy día, seguimos manteniendo expresiones latinas de uso bastante habitual, como rara avis, alter ego, currículum vitae, alma mater, ad hoc.., y tantas otras más.

¡Si es que lo que no se aprendiera estudiando latín!


Y ahora antes de seguir, os hago una pregunta capciosa ¿aprobarías en estos momentos la Reválida de 4º año?

Matemáticas

De un terreno uniforme se ha desglosado su quinta parte valorada en 20.500 pesetas ¿qué capital se necesita para que con su 5% pueda adquirirse el resto del terreno?.

¿Es primo el número 521? explica detalladamente todo lo que haces para averiguarlo.

¿Sabrías hallar la raíz octava de un número? ¿en qué te fundas? aplícalo a 6561.

Latín

Traducir Caesar, retecto ponte quem superioribus diebus hostes ponderant, exercitus traducit et secundo flumine ad Lutetiam in facere copeit. Hostes, re cognita, Lutetiam incendunt.


Ciencias

Dibuja un motor de explosión de cuatro tiempos y describe éstos.

Letras

Diga el alumno cuanto sepa sobre la expansión del Renacimiento fuera de Italia.

Redacciones

Sobre temas como: una batalla naval de importancia histórica o la resurrección de Lázaro y hacer un análisis de textos clásicos...


Química

Describe la reacción de un anhídrido con el agua, la del ácido resultante con un hidróxido y escribe el nombre de todos los cuerpos que intervienen o se forman en estas reacciones.

A que no aprobarías?


Y por fin llegó el día de los exámenes, muy nerviosos entramos en el enorme salón y nos sentamos en las mesas, el Tribunal estaba compuesto por catedráticos de otros Institutos y debía empezar a la misma hora en toda España; recuerdo todavía lo mal que lo pasé en el grupo de Latin, fué peor que en los otros tres grupos pues era una traducción creo sobre la Guerra de las Galias.

El ejercicio de Matemáticas tenía dos problemas y cuatro cuestiones.

El de lengua un comentario de textos, 2 cuestiones y una redacción sobre la Generación del 98.

No podíamos poner nombres ni señales pues el ejercicio era anónimo en folios sellados y se nos identificaba por un número; salimos para esperar a ver la nota pues los que suspendían no pasaban al segundo ejercicio, por fin salieron las notas y respiré al ver mi aprobado, el segundo ejercicio se me antojaba más fácil, y así fue, más relajado hice la lectura y traducción de Francés, la Física y Química, la Historia y hasta los exámenes de FEN y Religión (creo recordar que se hicieron en un día diferente al general).
<
 
>
Temas de Matemáticas Raválida Grado Superior

Tomar nota de la obsesión de esta enseñanza tópico de la historia de la educación en España, debiamos aprendernos de memoria la lista ordenada cronológicamente de treinta y tres reyes del reino visigodo (siglos V al VIII); a los estudiantes de hoy en día les puede parecer increíble que no hace demasiados años a los niños en la escuela nos hicieran aprender de memoria la siguiente lista completa, como si no hubiera otra cosa que estudiar en historia...

En clase haciamos trabajos en esquemas relacionados con algunas asignaturas como el Reino animal, Geología, Geografía, etc... y cuando llegaba la época de los exámenes nos dedicabamos a crear chuletas para poder copiar sin ser vistos por los examinadores.
Exámenes de 6º Curso
Exámenes de Educación física
Exámenes de Reválida en los 60


Durante el Régimen, el Gobierno eligió una serie de fechas a lo largo del año que simbolizaban las conmemoraciones según las enciclopedias de los años 60 llamadas las Efemérides Históricas en las que España, en un proceso de construcción del Estado inicia un período de proyección lingüística y cultural mas allá de los límites europeos.

Entre otras estaban, la exaltación de la cruz el 14 de Septiembre; Cristo rey el último domingo de Octubre; el día de la información el 29 de Noviembre; mártires de la Tradición el 10 de Marzo, o el día del Papa el 29 de Junio.


Finalmente, constatar que más que buen estudiante fuí un trasto aunque luego me ponía las pilas y aprobaba las asignaturas que me habian quedado en Septiembre.

Ja Ja Ja!!! que monstruo era...

Regreso al contenido