Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido



Armas apellido Bravo: Dicen algunos autores que las armas primitivas del solar de Santelices de la Merindad de Valdeporres (Burgos), eran: Escudo partido con: 1º: seis roeles o bezantes y 2º: un castillo.



Historia del apellido
De origen Castellano, con solar en Burgos se extendió por toda la Península y América; tiene también solar en Galicia.

En los pasados siglos, hubo muchos varones eminentes, que por su esfuerzo y bravura, merecieron el sobrenombre de bravos, y que parece lo más cierto, que ese sobrenombre se transformó en apellido, conservándose en los descendientes de aquellos distintos varones, no siendo prudente, por lo tanto, considerar a todas las familias Bravo, como originarias de un mismo solar, vamos a concretarnos en esta información a reseñar las casas más antiguas y principales de ese apellido y las ramas que de ellas salieron.

Una de las casa de Bravo de que se tiene más rancia noticias, es la que radicó en el lugar de Santelices, de la merindad de Valdeporres, partido judicial de Villarcayo y provincia de Burgos.

Otras casas muy antiguas, cuyas armas acusan comunidad de origen con la anterior burgalesa de Santelices, son las que, desde tiempos muy pretéritos aparecen en la provincia de Cantabria, en su partido judicial de Reinosa, una de ellas estaba sita en el lugar de Susilla, del Ayuntamiento de Vauerredible y partido judicial de Reinosa.

En una ejecutoria, en pergamino, de una línea de Bravo, dimanada de esa casa (ejecutoria que se conserva en la Cnancillería de Valladolid, pero que por estar incompleta, carece de fecha, si bien la última sentencia contenida en ella, lleva la de 24 d e marzo de 1.556), dice unos de los testigos hablando de dicho solar de Sus illa: era un torre que solía ser torre e agora es una cassa principal, de la cual dicha cassa tenía noticia de más de sesenta años aquella parte, y del dicho tiempo acá este testigo la avia tenido y tenía por cassa y solar notorio de hijosdalgos e por tal avia sido y era ávida y thenida en toda aquella tierra e por de los del linage que se llamaba en aquella tierra de los Bravos, el qual dicho linage en toda aquella tierra avian sido ávidos y thenidos por notorios hijosdalgos e principales en toda aquella, e ansi oyó decir este estigo a otros sus mayores e ancianos que la dicha de Barrio Monesterio siempre en sus tiempos la avían visto tener y poseer a los Bravos y ser ávida y thenida por solar notorio de hijosdalgos, e ansi les oyó decir que lo avian oído decir a otros viejos que ansi avía sido en sus tiempod; esa torre fue transformada en casa-palacio, como ya indica el aludido testigo y hemos repetido anteriormente, al hablar de la línea que de ella dimanó y que poseía la mencionada ejecutoria.

Una casa cántabra de Bravo, originaria de la de Susilla, radicó en el lugar de Sotronca, entre Hormiguera y Villanueva, también ambas pertenecientes al partido judicial de Reinosa, y una de sus líneas pasó a establecerse en Torrejón de Velasco, provincia de Madrid; otra, con foso, contrafoso y coto redondo, estaba sita én San Cristóbal del Monte, jurisdicción de la villa de Reinosa, y otra, finalmente, en el valle de San Vicente de la Barquera (Cantabria).

De todas esas casas solares de las provincias de Burgos y Cantabria salieron esforzados varones que, sirviendo en la guerra de la Reconquista, extendieron el apellido por Castilla, llevándolo también a Aragón, Andalucía y América.

Argote de Molina dice que en tiempos del Rey D. Fernando III el Santo, era ya linaje principal el de los Bravos, pues en el repartimiento de Sevilla, había memoria de Pedro Bravo, oriundo de uno de los solares de la provincia de Santander (Cantabria) y caballero de la mesnada del Rey, que fue heredado en dicha ciudad andaluza; añade el citado tratadista que en el reinado de Alfonso XI, fue Montero mayor de este Monarca, el famoso caballero Diego Bravo, de origen santanderino, que murió en el cerco de Algeciras y del cual hay noticia en su historia en el capitulo CCCXL; también se hace mención del los caballeros Bravo, en el libro de la Montería, que Argote sacó a la luz, y en el libro Becerro hecho por mandato de Alfonso XI en la merindad de las Asturias de Sántillana, en Barrios, lugar de Behetría, en el que fue heredado Ruy Bravo de Quijano.

A continuación la siguiente genealogía de la familia Bravo radicada en Chile:

Hernando Bravo de Villalba (1527-1599). Hijo del bachiller Alonso González de Villalba, que había sido graduado en leyes en la Universidad dé Salamanca, y de Teresa González de Peñafíel y nieto del licenciado Miguel de Villalba y de Dña. Isabel Rodríguez Bravo de Villalba del Alcor, fue bautizado en Villanueva de la Serena, Badajoz, el 11 de agosto de 1527, pasó a las Indias en 1554 en la nao Mondragón, llegó a Chile con la familia de Pedro de Valdivia en 1555 en el navio La Concepción, fue uno de los primeros abogados que vinieron a este país; asesor del cabildo de Santiago en 1557 y luego del Gobernador García de Mendoza, corregidor de Santiago en 1563, 1566 y 1567; Fiscal de la Real Audiencia de Concepción desde 1574 a 1575.

En 1577 fue Corregidor de Valdivia; falleció, siendo llevado de los indios desde el fuerte de la Trinidad de Valdivia en 1599, estando al mando Rodrigo Gatica, contrajo matrimonio en España por 1550, con Dña. Leonor de Caravantes. Era hija de Cristóbal Ortiz y de Dña. Catalina de Caravantes, la que era natural de Villanueva de la Serena en Extremadura; hijos fueron: Hernando y Alonso, fallecidos prematuramente, Juan, Diego, Manuel, Teresa, Hernando, que sigue, y Alonso.

El licenciado Bravo de Villalba contrajo segundo matrimonio en 1577 con la heroína Dña. Mencía de los Nidos, sin descendencia.


El mismo solar de Santelices, usaron éstas:
En campo de azur, un castillo jaquelado de oro y gules, puesto sobre ondas de azur y plata; a la puerta del castillo, que es de sable, está un león rampante de oro, y encima de la puerta, un escudete de azur, con tres flores de lis de oro, bien ordenadas; en el jefe, sobre las torrecillas laterales del castillo, dos águilas de su color natural.

Regreso al contenido