Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido




Armas apellido Contreras: En campo de plata, tres palos de azur, bordura de gules, con ocho sotueres o aspas de oro (Burgos).
Apellido castellano que tiene su entronque con el Primer conde independiente de Castilla, Fernán González; su sobrino, Fernán Sasa, esforzado guerrero, emprendió la conquista del castillo y torres de Zarazo, al cual arrasó pasando a degüello a cuantos moros osaron resistírsele; ante tal proeza, su tío, el conde Fernán González, se lo dio por armas, vuelto de arriba a abajo (invertido) y le hizo gobernador de un pueblo que fundó con el nombre de Contrarias.

Más tarde, cambió el nombre por el de Contreras, tomándolo por apellido para llamarse, en lo sucesivo, Fernán Sasa de Contreras, siendo raíz y tronco de este esclarecido linaje; entre los miembros citaremos a don Alonso de Contreras (1.582-1.644), militar nacido en Madrid.

Su vida abunda en sucesos pintorescos, en su mocedad, mató a un hombre y por su corta edad se le impuso el mínimo castigo de un año de destierro de la Corte, sentó plaza en los Tercios de Flandes y tras desertar, se dedicó al corso contra los turcos, tomando parte en numerosos combates.

Vuelto a España fue nombrado Alférez; creyó que aquello era poco para sus triunfos y se hizo ermitaño en el Moncayo de donde le sacaron, acusándole de ser cómplice de los moriscos; militó en Flandes, perteneció a la Orden de Malta, combatió para socorrer a Puerto Rico y luchó contra los holandeses en Gibraltar.

De regreso a Madrid, trabó amistad con Lope de Vega, que le hizo protagonista de su obra El Rey sin Reino; acabó siendo embajador en Italia.

Otro personaje del linaje Contreras fue el conquistador Rodrigo de Contreras, Gobernador de Nicaragua, que impulsó numerosas exploraciones en aquel territorio; su gobierno se caracterizó por las medidas que dictó en favor de los indios y contrarias a la esclavitud, lo que despertó el descontento y odio de los colonos que le denunciaron a la Inquisición como estafador de bienes de la Corona.

Aunque en España se le hizo justicia, resultando absuelto, se le despojó de parte de sus bienes y se le depuso de su cargo de Gobernador en Nicaragua.

Esta noble familia, que, según muchos autores cuenta con más de seiscientos años de antigüedad, tuvo su origen en un lugar llamado primeramente Cuevas Contrarias y después Contreras (cuyo nombre tomó), que hoy es villa de Contreras, cercana a Lara de los Infantes y perteneciente al partido judicial de Salas de los Infantes, en la provincia de Burgos; en dicho lugar de Contreras, mandó edificar una villa con fortaleza el Conde de Castilla Fernán González, que más tarde cedió a Fernán Saso (hijo de la Infanta Dña. Jimena Fernández, hija a su vez del Infante Ñuño Fernández), por cuyo motivo, comenzó a llamarse desde entonces Fernán González en la conquista de Segovia, donde fue heredado y donde fundó una casa de mucho lustre.

De ella dimanaron las líneas que se establecieron después en Ávila, Jaén, Córdoba, Burgos, Madrid y otras villas y ciudades de España. Sucesor de Fernán Saso de Contreras, fue Sancho Fernández de Contreras, que floreció por los años de 1075, y fundó el convento de San Pedro de Arlanza. Se ignora con quién casó y la sucesión que tuvo.


Más tarde trajeron este otro escudo: cuartelado, 1º de plata, tres palos de azur; 2º de azur, un león rampante de oro coronado de lo mismo; 3º de plata, un león rampante de púrpura y 4º de azur, un muro almenado de plata, con las almenas hacia abajo, y bordura de gules con ocho aspas de oro.

Regreso al contenido