Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido




Armas apellido Santos: Los de Castilla, traían: En campo de gules, un árbol al natural, acompañado de tres coronas de oro, una en la copa y otra a cada lado. Bordura cosida de gules, con ocho aspas de oro.
 
 
 
Linaje castellano, que tuvo muy antigua y noble casa solariega en la villa de Santillana del Mar, del partido judicial de Torrelavega (Cantabria), tuvo este apellido muy antiguo noble casa solariega. Algunos de sus hijos pasaron a residir en los pueblos montañeses de Revilla, Ruiloba y Espinilla, pertenecientes los dos primeros al partido judicial de San Vicente de la Barquera, y al de Reinosa, el último.

En lo que respecta a la rama que pasó a Andalucía, se halla empadronada como perteneciente a la clase de caballeros nobilísimos, hijosdalgo notorios y así se encuentra registrado en los libros del Exmo. Ayuntamiento de Antequera, año 1640, 1648, 1706 y 1774, donde se enumeran los servicios de esta casa, por la que algunos de sus miembros fueron regidores perpetuos de la citada villa y lugar de Antequera.

La casa de Santos, de la cual procedió Don Miguel de Santos Fornier, aparece solariega y muy antigua en Santillana, Santander; algunos de sus hijos pasaron a la villa de Espinosa y al lugar de la Revilla. De ella fué el Illmo. Don Bartolomé de Santos, de Risoba, que fué obispo de Almería, de León y Sigüenza.

Don Martin de Santos, descendiente de los anteriores, asistió en 1427 a las Cortes de Zaragoza, y el ilustrísimo Don Andrés de Santos fué arzobispo de la misma ciudad. Posteriormente, Don Bartolomé de Santos Villalon fué regidor perpétuo de Antequera y familiar del Santo Oficio de la inquisicion del reino de Granada. Su hijo Don Juan Matías de Santos y Argüetar fué canónigo de la insigne colegiata de dicha ciudad, capellan y patrono de gran número de capellanías.





La casa solar de la villa de Santillana y la ciudad de Antequera, derivadas de la anterior traían: En campo de plata, tres fajas ondeadas de azur. Las mismas armas usaron otras ramas de este apellido en Andalucía.



Los originarios de Cádiz, radicados en Venezuela y algunos extendidos por España e Hispanoamérica traen: En campo de sinople, un águila, de oro, coronada de lo mismo y llevando en su garra diestra un cordero, de plata, y en la siniestra una culebra, de sinople.



Algunos heraldistas dicen que otros traían: En campo de oro, un águila de sable, surmontada de dos barras de gules. Bordura de plata, con ocho cuervos, de sable.




Regreso al contenido