Evolución Tecnología - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Evolución Tecnología

Cosas de nuestra vida
Quisiera hacer un repaso de la Alta Tecnología de los años 50, 60 y 70, que del mismo modo que ahora nos permitía estar a la última tanto en comunicaciones como en nuestra vida cotidiana, jejeje.

Desde finales del siglo XX y hasta a actualidad del siglo XXI la tecnología ha avanzado a pasos agigantados pero, no es tan distinta a la que disfrutábamos en los 70... palabras tan usuales en la actualidad como ordenador, internet o web ya eran hechos probados en los años 70 pero aquí en nuestro país, ni eran conocidos ni mucho menos asequibles, así pues nos apañabamos con los sguientes artilugios que os voy a mostrar.

Voy a intentar rememorar la evolución de la tecnología en la España de los años 50 en adelante al incluir fotos de aparatos que usabamos en el día a día.

Radios de Galena

Una radio a galena es un receptor de radio AM que empleaba un cristal semiconductor de sulfuro de plomo (llamado como el correspondiente mineral de plomo, galena), para detectar (rectificar) las señales de radio en amplitud modulada (AM) en la banda de onda media (530 a 1700 kHz) u onda corta (diferentes bandas entre 2 y 26 MHz).

Receptor: compuesto por la antena que en la práctica es un simple hilo de cobre de varios metros de longitud, también se puede usar fácilmente la antena de televisión y se puede usar el hilo de tender la ropa metalico que mide 10 metros posteriormente le agregue 15 metros mas de antena, y una toma de tierra que no es más que un cable conectado a una cañería o un somier metálico.

Sintonizador: es un componente necesario para hacer un circuito resonante que sintonice las emisoras; 400 vueltas de hilo de cobre esmaltado de 0,2 mm de sección sobre un soporte cilíndrico de 3 cm. de diámetro y 10 cm. de longitud, dejando una toma al aire cada 50 vueltas y un pequeño borde de medio centímetro sin arrollar en cada extremo; está integrado por una bobina de cobre conectada por un extremo a la antena y por el otro a una toma de tierra; también se suele utilizar un núcleo de ferrita que se puede introducir más o menos en la bobina y seleccionar la frecuencia de la emisora deseada.

Condensador variable: Se trata simplemente de dos placas metálicas que giran sobre un eje paralelas entre sí, pero sin tocarse físicamente y que al cerrarse más o menos ofrecen mayor o menor superficie y por tanto una mayor o menor capacidad electrostática; es un componente necesario para hacer variable la frecuencia de resonancia de la bobina, y así poder movernos entre un punto y otro del dial dejando pasar sólo una de las señales de entre todas las que entran por la antena; el condensador puede ser el de una radio vieja de transistores o a válvulas.

Detector: es una piedra de galena o un diodo detector de la señal de radiofrecuencia (un semiconductor que elimina una de las polaridades de los impulsos eléctricos) constituido tradicionalmente por una pequeña piedra de galena sobre la que hacía contacto un fino hilo metálico a manera de aguja punzante al que se denominaba barba de gato o bigote de gato; la función del bigote de gato era permitir elegir manualmente un punto de la superficie de la piedra de galena (mediante intentos sucesivos comprobando si llegaba el sonido) de forma que fuese capaz de filtrar la señal eléctrica corrigiendo su fácil desajuste; este componente es el antecesor inmediato de los diodos de germanio o silicio utilizados actualmente.

El diodo es un componente necesario para rectificar la corriente de radiofrecuencia y dejar pasar sólo el voltaje de la señal de audio que se convertirá después en sonidos en los auriculares; como es difícil conseguir el mineral de galena, compraremos y utilizaremos en su lugar un simple diodo de germanio del tipo OA90 o cualquier otro equivalente.

Auriculares: los auriculares aptos para escuchar una radio de galena son los de cristal o con impedancias superiores a los 2.000 ohmios, en los modelos tradicionales se utilizaban auriculares de núcleo y membrana de hierro de alta impedancia (2000 Ω) capaces de convertir directamente en sonido impulsos de muy bajo voltaje.


Radios de válvulas forma de Capilla

En los años 30 los aparatos de radio se caracterizaban por tener los muebles en forma de capilla o de catedral pero muchos fabricantes propusieron modelos de muebles alternativos, respetando las  medidas y características.

Las radios a válvulas son receptores que se fabricaron después de la radio a galena, el empleo de la válvula triodo y sus posteriores evoluciones permitieron mejorar los receptores de radio y durante mucho tiempo se utilizaron las válvulas en todas las radios hasta que se inventó el transistor; al principio, estas radios solo sintonizaban en amplitud Modulada (AM), Onda Larga (OL) y Onda Corta (OC) pero más tarde se mejoraron para que pudiesen sintonizar la banda de Frecuencia Modulada (FM), sin embargo, las radios a válvulas con FM son relativamente más modernas y no se fabricaron tantas debido a que cuando se mejoraron el transistor ya estaba ganando popularidad frente a las válvulas.

Radios de Válvulas Superheterodinos

Se fabricaron distintos circuitos para las radios a válvulas, siendo el más popular el superheterodino; es el que mejor selectividad y sensibilidad da de todos, su funcionamiento se basa en lo siguiente: un condensador variable tandem sintoniza la frecuencia de recepción y a la vez también selecciona una frecuencia en un circuito denominado oscilador local, luego, una válvula (típicamente un hexodo) mezcla la señal de antena con la del oscilador local y la envía a un conjunto de filtros denominados de Frecuencia Intermedia (FI) con un valor fijo preajustado, típicamente de 455 kHz para AM y unos 10,7 MHz para FM; una válvula amplifica la señal del primer transformador de FI y la envía al segundo, tras eso se pasa la señal al detector y posteriormente al amplificador de BF.


Televisiones de válvulas

La televisión es un sistema para la transmisión y recepción de imágenes y sonido que simulan movimiento a distancia, la transmisión puede ser efectuada por medio de ondas de radio; la señal de vídeo es una señal eléctrica variable (análoga) que contiene diferentes tensiones (voltage) dependiendo de la luminosidad de la imagen a transmitir y señales de sincronismo de línea y cuadro, es una señal transducida de la imagen contiene la información de ésta de forma analógica, pero es necesario, para su recomposición que haya un perfecto sincronismo entre la deflexión de exploración y la deflexión en la representación.

La exploración de una imagen se realiza mediante su descomposición, primero en fotogramas a los que se llaman cuadros y luego en líneas, leyendo cada cuadro para determinar el número de cuadros necesarios para que se pueda recomponer una imagen en movimiento así como el número de líneas para obtener una óptima calidad en la reproducción y la óptima percepción del color (en la TV en color) se realizaron numerosos estudios empíricos y científicos del ojo humano y su forma de percibir, se obtuvo que el número de cuadros debía de ser al menos de 24 al segundo (luego se emplearon por otras razones 25 y 30) y que el número de líneas debía de ser superior a las 300.


A continuación, os muestro una serie de aparatos que hoy en día están casi en desuso pero que yo he tenido la suerte de utilizarlos.


 

¡Oh, qué maravilla! ¡Alucinante! ¡Hay que ver los avances tecnológicos que hay hoy día!

Expresiones tan ardorosas y efusivas como estás son las que probablemente deciamos cuando a comienzos de los años 70 descubrimos algo parecido a un juego de tenis, simplemente consistía en dos líneas que, a modo de paleta de ping pong eran capaces de interceptar una pelota consiguiendo que esta cruzara una pantalla parecida a la de un televisor.

Aquel sorprendente invento, que tanto nos emocionó se llamaba Pong, pronto como es de suponer, las salas de juegos recreativos se vieron invadidas por aparatosos muebles con una pantalla incorporada en los que podíamos disfrutar de este primer videojuego de la historia como así puede ser considerado.

No obstante, el susodicho Pong en realidad había sido creado llamándole Tennis for two o Tenis Para Dos.

¡Y hasta hoy…!

Regreso al contenido