Faustino Tuche - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Faustino Tuche

Quienes somos > Familia > Mi familia

Mi nombre es Faustino Tuche Troncoso y nací hijo de Faustino Tuche y de Mª Teresa Troncoso el viernes 15 de Julio de mil novecientos cuarenta y nueve (1949) bajo el signo zodiacal de Cáncer en un día de muchísimo calor según mi madre y en la misma casa en que vivíamos sita en la Avenida de Castrelos nº 120 1º entre el Camino de Espedrigada y la Avenida de Balaidos y frente al Parque Quiñones de León en la bella ciudad de Vigo de las Rías Bajas de Pontevedra en Galicia.

Creo que yo fuí de las últimas generaciones que nació en nuestra propia casa con la ayuda de la comadrona del lugar, a las 16:30 PM después de que mi madre estuviera doce horas de parto según mi Partida de nacimiento; cuando nací pesé más de 4 Kg, actualmente peso alrededor de ciento tres kilos y mido aproximadamente un metro y noventa centímetros.

A continuación os muestro los blasones de mis apellidos.
Elegí ser de Galicia y como muestra de ello, os paso una foto mía muy muy antigua.


Después de dedicarme durante unos años al estudio de la Electricidad y la Electrónica en general, comencé a trabajar en la empresa Siemens SA en el Departamento de Informática que se dedicaba a mantener operativos los Sistemas Electrónicos de Venta anticipada de billetes tanto de Renfe como de Iberia, un tiempo después pasé al Departamento de Grandes Sistemas (Mainframe) dónde pude ampliar los conocimientos suficientes para poder tener un puesto de trabajo en el mercado incipiente de la Informática que en esos momentos estaba en auge.

Trabajando en Siemens fui destinado al Centro de Cálculo de Telefónica en la calle Orense de Madrid para mantener operativos los Sistemas de Informática, alli mismo entablé amistad con unos ingenieros japoneses consiguiendo de esta manera empezar a trabajar en la empresa japonesa Fujitsu Limited.

Cuando comencé a trabajar en esta multinacional, tuve que emplearme a fondo en el estudio del idioma inglés ya que me tenían que enviar tres meses a Japón para asistir a un curso impartido en inglés de la familia de ordenadores Mainframe M160F (los IBM japoneses) de los que me tenia que hacer cargo posteriormente a mi vuelta de Japón.

Me enviaron más veces a Japón para asistir a otros cursos de ampliación de conocimientos en diferentes tipos de ordenadores incluso Vectoriales destinados exclusivamente al Cálculo Científico (investigación).

El día 15 de Julio de 2017, tendré 68 años

Mi signo en el horóscopo chino: Búfalo o Buey o Vaca

Mi signo del zodíaco: Constelación Cáncer

Mi planeta: Luna

Mi color del aura: Oro

Mi número base de nacimiento: 9


Mi boda en la Basílica del Valle de los Caídos en Madrid

Conocí a mi mujer Carmen Lobo Diez en la Cafetería Grog del barrio Salamanca que estaba de moda en esos tiempos, congeniamos y rápidamente cursamos la invitación de boda a familiares, amigos y compañeros de trabajo tanto de Carmen como míos; nos casamos varios meses después a las 12:30 horas del día 31 de Enero de 1975 en la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos; ofició nuestra ceremonia y además pronunció una plática el reverendo fray Antonio Ortiz; terminada la ceremonia religiosa, obsequiamos a los familiares y amigos con una comida en el Restaurante del Valle de los Caidos con el consiguiente menú de boda de los de antaño, posteriormente sacamos una nota de prensa para que se nos recordase en el futuro; al día siguiente partimos de luna de miel a Londres y allí pasamos 15 días recorriendo toda la City así como sus alrededores.  



En las bodas de los años 50/60 se decía que lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre, prácticamente el matrimonio era para siempre ya que la separación estaba muy mal vista y si el hombre maltrataba a la mujer esta tenía que sufrir resignada y a veces en silencio, pero muerto el Generalísimo, las cosas empezaron a cambiar y la apertura con la Democracia hizo el milagro de acabar con el tabú de matrimonio para siempre, asi sea.

Hoy la mujer ya no sufre en silencio, hoy llama al 012


Regreso al contenido