Galicia - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Galicia

Vacaciones de verano
Ser soy de Vigo pero vivir he vivido muchísimos años en Madrid, ahora recién jubilado vivo en la playa del Nuevo Portil en Huelva, pero cuando puedo escapo para mi tierra durante unos días !!! porque nací en As Travesas de Vigo, con padre de Vigo nacido en el barrio de Casablanca (Casablanca viene de una casa de color blanco que estaba frente al muro de la estación de tren y la Coral más laureada de la ciudad de Vigo también eligió ese nombre porque nació en la iglesia de los Padres Capuchinos, en la calle Vázquez Varela ahora ya hay edificios de pisos); con madre también de Vigo nacida en Alcabre (también denominada Santa Baia de Alcabre), es una pequeña parroquia litoral densamente poblada al situarse entre la zona urbana de Bouzas y Coya y la Ría de Vigo, donde posee varias playas (playas de O Cocho y Mourisca y la playa de Samil); mi mujer de Palencia (situada en la llanura de Tierra de Campos, a orillas del río Carrión siéndo la zona más rica en monumentos románicos de Europa) y por último mi hijo nacido en Madrid (es una ciudad que gusta e incluso sorprende a todos los que la visitan, nos solo por sus monumentos o bonitos rincones, sino en especial por el gran ambiente que se vive en la ciudad y por la afabilidad de sus gentes).

Anda que no echo de menos Vigo, la ciudad olívica...

Bueno, empiezo a contaros como es mi ciudad de nacimiento (Vigo) y que como ya sabréis es la ciudad más poblada de Galicia, se encuentra en la zona costera perteneciente a las Rías Baixas, limita con los municipios de Redondela, Mos, Porriño, Gondomar y Nigrán de los cuales os hablaré en otro momento ya que tienen cosas que también son interesantes de ver si venís hasta mi ciudad.

Vigo dispone de una Bahía cerrada que tiene condiciones inmejorables para los barcos y sus rutas pero además de esto, también tenemos un puerto situado en la zona de o Berbés que dispone de diferentes tipos de mercado como:

Lonja de altura: Pescado de todas las partes del mundo
Lonja de grandes peces: Como por ejemplo el atún, pez espada…
Lonja de bajura: Pescado y marisco del día
Lonja del litoral: Similar a la lonja de bajura pero con pescado procedente del litoral gallego.

Os haré un resumen rápido sobre donde ir por Vigo dependiendo de lo que queramos hacer:

Parque do Castro
Si hay algo de lo que podemos presumir en Vigo es de nuestra historia, y el mejor lugar para disfrutar de esa historia es sin duda el Parque de O Castro; esta zona es la más alta y más verde y es el lugar de inicio de la ciudad donde vivieron las primeras personas que se asentaron en la ciudad de Vigo; en el Castro también hay un Castillo construido en la Edad Media y en la cima una Fortaleza que actualmente han transformado en un bonito mirador; en el monte de O Castro (149 m), podemos observar una increíble panorámica de la Ría y de la Ciudad; existe el monumento de las Anclas dedicado a la memoria de los galeones hundidos en el año 1702 en la batalla de Rande.

Casco Vello
El recorrido más interesante parte de la Porta do Sol en la Praza da Constitución, que es el emplazamiento del Antiguo Ayuntamiento, aquí encontramos un remanso libre de tráfico y un buen comienzo por la zona vieja con algunos sugerentes espacios como la Rúa dos Cestos, en un breve trayecto la Colexiata e Concatedral de Santa María de sobriedad neoclásica; y hacia la ribera, el barrio de O Berbés con los característicos soportales de viviendas marineras cerrados al mar por las nuevas instalaciones portuarias.

Todas las calles de esta zona son las conocidas como el Casco Viejo de Vigo ya que se encontraban dentro de una muralla que se construyó muchos siglos atrás para proteger a toda la ciudad de los saqueos que recibía, actualmente llamamos Casco Vello a las zonas que estaban más próximas a la muralla, la zona del Berbés, la zona del Mercado da Pedra (donde se venden cosas de marca pero falsas y bastante baratas para la calidad que tienen) dónde es imprescindible que por la mañana vayáis a dar una vuelta por la calle de las Ostras que recibe este nombre por el cocedero, la exposición y posterior degustación de este molusco, principalmente por los turistas que se acercan al Puerto por las mañanas a saborearlas acompañadas de una copa de vino albariño.

La zona marítima ofrece muchas más cosas que visitar en Vigo, la Plaza de Compostela acoge al Parque de la Alameda y paseando hasta el final del Ensanche se llega al Real Club Náutico y el Centro Comercial A Laxe.

En esta zona se participó en numerosas batallas pero especialmente en la Batalla de Rande; en esta batalla diferentes barcos procedentes de América y cargados con tesoros importantes fueron destruidos dejando actualmente algunos de sus restos en el fondo del mar cerca de la Isla de San Simón (esta isla tienen un montón de leyendas a su alrededor porque antiguamente se usaba como lugar para mantener alejada a la gente mala y enferma).

Una buena referencia para empezar a ver calles es el famoso Olivo de Vigo (representado en el escudo de nuestra ciudad), por allí hay unas escaleras muy empinadas que te llevarán a descubrir sitios que gente viguesa saben que existen y os recomiendo que la visitéis porque además tiene unas vistas espectaculares a la Ría de Vigo, pero también os digo que os preparéis para subir y bajar cuestas y escaleras.

Islas Cíes
Uno de los lugares que ver en Vigo imprescindibles son las Islas Cíes, un paraíso de playas paradisíacas y aguas cristalinas, el archipiélago está formado por las islas Monte Agudo, O Faro y San Martiño y forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas.

Aquí está la mejor playa del mundo, la Playa de Rodas, de aguas cristalinas y tranquilas, arena fina y dorada, una sugerente forma de media luna y, protegiendo la playa, un bosque de pinos que invitan a la siesta, si en el pasado las Cíes fueron refugio de piratas, ahora están deshabitadas y abiertas al público sólo en verano, así se conservan como un paraíso natural, sin prisas, sin tráfico, solo el rumor de las olas y el viento, pero si echas de menos el ruido, sube al Faro, las vistas son impresionantes y podrás disfrutar de un espectáculo único: el griterío de miles de gaviotas en los acantilados... volando a tus pies.

Los ataques piratas de los turcos, tunecinos e ingleses en la ría de Vigo también llegaron a las islas Cíes, que incluso fueron arrasadas por el famoso corsario inglés Francis Drake, estos asaltos provocaron planes de fortificación posteriores, la construcción de un almacén de artillería en 1810 en el antiguo monasterio de Santo Estevo, un cuartel de carabineros y la cárcel próximos a la playa de Nosa Señora.
Otras playas de visita obligada que ver en Vigo, las encontramos en la Ría como la Playa Samil y la Playa O Vao.

Parque de Castrelos y Jardines de Quiñones de León
El Parque de Castrelos integra los Jardines Históricos y el Bosque del Pazo, el Estanque moderno, la Arboleda de Castrelos y una parte del Paseo del Lagares, el edificio que alberga el Museo Quiñones de León representa el esplendor barroco de la Arquitectura Pacega, en su interior, salas de arqueología y la mayor colección de pintura gallega, en el exterior, la transformación de la Huerta trasera del Pazo a finales del siglo XIX.
                            
Si de algo podemos presumir de Vigo, es de la gastronomía, más adelante os hablaré un poco sobre las cosas típicas y dónde es la mejor zona para probarlas, pero eso sí, de Vigo no te puedes ir sin probar el auténtico marisco de la ría.


En mi casa y en mi mente, el verano empezaba el día que nos daban permiso para cenar en la calle con un bocadillo, época que coincidía con el inicio de las vacaciones escolares, los días se hacían más largos y ahora que echo la vista atrás me parecen aún más largos, es como si aquellos días de verano hubieran durado más de 24 horas, al menos esa es la sensación que me queda al recordar todo lo que hacíamos en un día.

Cuando yo era niño, los veranos los pasabamos o en Madrid o en casa de mi tío materno Avelino que vivía en un pueblo de Vigo llamado Beade de Babio, fuimos durante algunos años y recuerdo que cada día que nos levantabamos mirabamos al cielo para ver si estaba encapotado, pero mi madre solia decirnos que cada día en Galicia es normal que hubiera nieblas, pero que a lo largo del día iban desapareciendo, nosotros nos alegrabamos ya que significaba que mi madre nos llevaria a la playa a pasar el día montándonos en un tranvía con jardinera dirección a la playa de Canido.



Cuando nos quedabamos en Beade, nos dedicabamos a jugar en el río e ibamos a las casas de las amigas de mis tíos a recoger cerezas, manzanas, pesejos, etc, una vez me tocó presenciar la matanza de un cerdo cosa que nunca más veré; Beade era un pueblecito típico gallego con su iglesia de piedra (Santo Estevo en Beade) que fué construída a finales del siglo XVII, este pueblo tenia como no, el clásico negocio que regentaba un paisano y vendía todo tipo de alimentos, bebidas y demás cosas necesarias para el día a día y como no, tambien tenia el clásico lavadero dónde iban las vecinas a lavar la ropa y luego tenderla encima de la hierba para blanquearla al sol.

Como anécdota, decir que en Vigo, hay una calle con nombre Camilo Tuche realmente es un callejón que desciende desde Pi y Margall hasta la calle Torrecedeira a la altura del Hogar del Pensionista, se cuenta que Camilo Tuche presentó una instancia al Ayuntamiento de Vigo ofreciendo una lancha de vapor para los servicios de bahía en las visitas oficiales que hiciese el Alcalde a las escuadras que fondeban en puerto.



A continuación sobre las imágenes para ver algunos sitios y productos que han hecho famosa a miña terra Galicia.

De todos es sabido que la Provincia de Pontevedra es un referente gastronómico desde hace siglos, así, por ejemplo, los romanos asentados en las Rías Baixas se las ingeniaban para transportar la lamprea hasta Italia con el fin de que sus lugareños gustasen de este curioso manjar, se sabe que Galicia es una tierra para degustar, la calidad de su materia prima unida a las recetas más tradicionales hace que salgan algunos de los platos más sabrosos de la gastronomía española, las Rías Baixas son un claro ejemplo de esta cocina de sabor irresistible, la oferta es inmensa, con la presencia obligada de mariscos, pescados y carnes y, por supuesto, un buen vino Albariño sobre la mesa.

¿Quién puede resistirse?

Una comida típica gallega es el caldo gallego que es uno de mis platos preferidos y el que más añoro desde que marché de Galicia hace muchísimos años, actualmente mi mujer me hace el caldo de grelos para que lo pueda degustar en casa, es un plato muy sencillo ya que como ingredietes lleva grelos, patatas, judias y sal, solo los gallegos sabemos valorar este plato que aunque sencillo, es muy de agradecer en los frios inviernos.

En mis tiempos de niño se comia con frecuencia el caldo de grelos aunque también se hace el caldo de nabizas, verdura, repollo, hortalizas, patatas y hierbas.
frutas.

El grelo y la nabiza realmente son nabos pero mientras el nabo se destina como alimento del ganado, la parte aérea, tallos y hojas se recolectan para consumo humano, pues bien, ese follaje sin pedúnculos es la nabiza, pero el que se recolecta cuando la planta grela, término en gallego del momento de su floración, es el grelo.

En cuanto a carnes, además de la ternera gallega tenemos que ver los productos derivados del cerdo en las Rías Baixas, así destacamos el cocido, embutidos, lacón con grelos, etc...
Galicia también dispone de una amplia variedad de pescados, como pueden ser: xoubas, peces espada, etc... pero, además, los múltiples ríos de la provincia de Pontevedra permiten degustar pescados y especies de agua dulce como las angulas, truchas, salmones o lampreas.

Sin duda alguna las angulas y lampreas son los ejemplares que suelen encontrarse en la desembocadura del Río Miño, las lampreas son especies con aspecto entre anguila y serpiente marina que en pocos lugares de Europa sobrevive, en las Rías Baixas encuentra su hábitat en Ríos como el Ulla o el Miño y las formas más populares de degustación son a la bordelesa, en empanada, rellena o rebozada.

La inmensa extensión de costa de toda Galicia, permite a las Rías Baixas tener una gran despensa marinera en todos y cada uno de sus pueblos, tenemos una oferta de las Rías Baixas donde destacan las almejas, especialmente las de O Carril, que hay que comer viva y acompañada con un chorro de limón, también tenemos que degustar en crudo la ostra, uno de los mariscos más aclamados en la zona y que se capturan en el municipio de Arcade, el mejillón es otra de las delicias gallegas por excelencia y se sirve de múltiples formas, cocido, a la vinagreta, en salsas o con guisos; las nécoras, langostas, berberechos, vieiras o navajas también sonn un lujo para nuestro paladar.

En cuanto a los moluscos cefalópodos destacamos al choco, calamar y al pulpo, el pulpo en las Rías Baixas se puede preparar de múltiples formas si bien la más tradicional es la receta del pulpo á feira, es decir, cocido y servido en un plato de madera aderezado con aceite de oliva, sal y pimentón picante.
Galicia es tierra de mariscos, pero también de panes; cada pueblo elabora su propio tipo de pan siguiendo las tradiciones más ancestrales, son famosas las fariñas galegas o el Pan de Cea, primer pan en España y Europa en obtener la IGP (Indicación Geográfica Protegida), el Pan de Ousá (Lugo) o el de Carral (A Coruña) son otras grandes delicias de esta tierra.

Como le llamamos al pan en Galicia?

Pan, bola, (boro, borona, brona o boroa cuando es de maíz con centeno), Pan de Centeno (cuando se elaboraba con harina de centeno).

En Galicia el pan es un imprescindible en nuestras mesas, a la hora de desayunar, comer, merendar o cenar, el pan siempre está presente; un gallego no imagina lo que es comer un buen pulpo á feira sin pan, con el que disfrutamos del último bocado de aceite, sal y pimentón que queda en el plato.

En Galicia encontramos panes tradicionales por todo el territorio y de todas formas y tamaños, por ejemplo: de peso, de bollo, de bolla, o aquéllos que ya recogen su origen en su nombre, como la bolla de Porriño, el mollete de moño de la zona de Valdeorras, el mollete, la bola y el cornecho de Santiago de Compostela, el pan de Cea (el primero en Europa en lograr la Indicación de Origen Protegida), el de Ousá, el de Carballo, el de Neda, ... etc.
Si ya hemos degustado los mariscos y pescados de las Rías Baixas y sus deliciosas carnes, ahora nos falta una pizca de dulzor, en las Rías Baixas podremos degustar arroz con leche, torrijas, leche frita, queso de tetilla con membrillo, cañas fritas rellenas de crema, requesón, filloas y chulas, entre otros postres representativos de la provincia.


Una vez hemos terminado de conocer los diferentes productos de mi tierra, ahora pasaremos a conocer los vinos y aguardientes para acompañar nuestros platos y sobremesas.

Dentro de Galicia se distinguen cinco denominaciones de vinos de origen: Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras.

Denominación de Origen Ribeiro
Significa ribera del río en gallego, se ubica a lo largo del río Miño y sus afluentes; es la denominación de origen más antigua de Galicia y una de las históricas de Europa, siendo la segunda en grado de conocimiento en España.

Las variedades que destacan en el Ribeiro son: Treixadura, Torrontes, Albariño, Godello, Loureira, Silveiriña en blancas y Brancellao, Caiño Longo, Sousón y Ferrón en tintas; estas variedades producen vinos muy aromáticos y con gran cuerpo, es un vino con aromas afrutados y florales; un vino que agrada al paladar y a los sentidos.


Denominación de Origen Valdeorras
Es la que está más al este de las de Galicia, y está dominada por la tinta garnacha tintorera y la blanca palomino; la uva Mencía está también ganando terreno debido al carácter afrutado y fácil de beber de los tintos que produce.​

La zona de producción ocupa las cuencas de los ríos Sil, Xares y Bibei, caracterizadas por la gran diversidad de suelos y la uva Godello es la principal variedad entre los vinos blancos, pero también se cultivan la Doña Blanca y la Palomino.

Entre los tintos, predominan Mencía y Sousón, acompañadas de otras minoritarias como Brancellao, Merenzao, Negreda, Garnacha Tintorera, Alicante, Tempranillo y Grao Negro.


Denominación de Origen Rías Bajas
La denominación de origen Rías Baixas también incluye, dentro de su denominación, Salnés, Rosal, Condado, Soutomaior y Ribeira do Ulla y su denominación se encuentra en la ciudad de Pontevedra en el histórico Pazo de Mugartegui, mientras que Cambados se erige como la capital del Albariño.

Las Rías Bajas, es una de las más populares de Galicia y produce algunos de los vinos blancos secos españoles más buscados basados en la uva albariño; en los años 1970, los cultivadores comenzaron a replantar variedades nativas como el Albariño.

Los blancos de las Rías Baixas son de color amarillo pajizo, frescos y suaves, con acidez equilibrada y amplios matices; en nariz, aromas florales y frutales finos de intensidad media.


Denominación de Origen Monterrei
La denominación de origen Monterrei se encuentra en el límite meridional de Galicia en la frontera con Portugal.

Sus vinos blancos son frescos y afrutados, golosos, muy potentes en nariz y de color amarillo pálido o pajizo, se emplean uvas Doña Blanca, Godello y Treixadura, aunque también se autorizan Albariño, Blanca de Monterrei, Caiño blanco y Loureira.

En cuanto a los tintos, destacan por su color rojo cereza con reflejos morados, muy limpio y brillante y en fase olfativa denotan intensos aromas a frutos rojos y frutas del bosque, mientras que en boca son armoniosos, frescos y con sabor a fruta madura; sus uvas preferentes son Mencía y Merenzao, y se autoriza el uso de Tempranillo, Caiño tinto y Sousón.


Denominación de Origen Ribeira Sacra
Es la única región vinícola de Galicia dominada por la producción de vino tinto, la mayor parte del vino producido aquí se hace con uva Mencía con una producción limitada de vino blanco hecha con Godello y Albariño.

Es un vino de marcado cuerpo y carácter, propio de las Riberas del Sil y del Miño, zona conocida como Ribeira Sacra; los viñedos se ubican en las escarpadas laderas de los cañones; es muy apreciado el Amandi, originario del municipio de Santa María de Amandi, del que circula la leyenda de que era apreciado por los césares y exportado a Roma para su consumo.

En estos desfiladeros fluviales, se cultivan uvas como Mencía, Brancellao, Merenzao, Tempranillo, Sousón y Caiño tinto, entre los tintos; y Albariño, Loureira, Treixadura, Godello, Doña Blanca y Torrontés entre los blancos.

Los tintos (85% de la producción) se caracterizan por sus tonos rojos rubíes, violáceos, sabores frutales y notas minerales.

La DO Ribeira Sacra fue autorizada en 1996 y se divide en cinco subzonas en las provincias de Lugo y Ourense: Amandi, Chantada, Quiroga-Bibei, Ribeiras do Miño y Ribeiras do Sil.

Un profesor de cerca de Orense encontró una piedra con unas inscripciones que tras mucho trabajo logró descifrar como un mensaje que decía: Hay mucha hambre en la tribu; los romanos se lo llevan todo: el ganado, el grano, el vino...Corcio, el pescador de culebras (serían lampreas o anguilas) sacó de los palos una especie de vino blanco muy fuerte y lo vertió en una olla que estaba cerca del fuego, y éste pasó a la olla... quiso apagarlo con miel...y siguió ardiendo... lo probó...ahora lo tomamos todos y ya nunca más sentimos frío... ¡Muerte a los romanos!.

Resulta curioso es que siempre se pensó que hasta la llegada del alambique con los árabes, no se había destilado aguardiente en Galicia y que las primeras uvas no llegaron hasta el siglo XII de la mano de los monjes del Cister, por lo que el orujo no se empezó a elaborar hasta entonces, por tanto y según esta leyenda tenemos que entender que los primitivos gallegos poseían algún tipo de uva semisalvaje y conocían los métodos de destilación con artilugios de los que se han perdido la pista, o bien que ni el vino era tal vino, ni aún menos el tal aguardiente lo que nos llevaría a la chocante conclusión de que fue primero la Queimada que el Orujo.

Aguardiente: Bebida espiritosa que por destilación se saca del vino y de otras substancias; es alcohol diluido en agua.

Orujo: Hollejo de la uva, después de exprimida y sacada toda la substancia, o residuo de la aceituna molida y prensada, del cual se saca aceite de calidad inferior.

Por tanto se debería decir siempre Aguardiente de Orujo y no simplemente orujo y hago esta salvedad porque cada vez son mas los pseudo-entendidos que dicen aquello de yo conozco un paisano que hace un orujo de guindas cuando en realidad si así fuese, esa bebida lo mas aproximadamente que se podría llamar es Kirsch.

Aguardiente de Hierbas de Galicia es la bebida espirituosa tradicional elaborada en Galicia, obtenida a partir de  aguardiente amparado por la indicación geográfica Orujo de Galicia, su  contenido en azúcares deberá ser inferior a 100 gramos por litro.

        
El Licor de  Hierbas de Galicia se define como la bebida espirituosa  elaborada en Galicia a partir de aguardiente amparado por la indicación  geográfica Orujo de  Galicia y alcohol etílico de origen agrícola, su contenido en azúcares será como mínimo de 100 gramos  por litro.

En la elaboración se emplearán un mínimo de tres especies de  plantas, se permite el uso de cualquier especie apta para uso alimentario,  entre las que se citan, por ser de uso más tradicional, las siguientes: menta,  manzanilla, hierba luísa, romero, orégano, tomillo, cilantro, azahar, hinojo, regaliz, nuez moscada y canela.


El Licor Café de Galicia es la bebida espirituosa, elaborada en Galicia a partir de aguardiente amparado por  la indicación geográfica Orujo de  Galicia y alcohol etílico de  origen agrícola, mediante maceración de café de tostadura natural en el alcohol y/o destilación del orujo en  presencia de café de tostadura natural, su  contenido en azúcares mínimo será de 100 gramos por litro.

Ojo con los aguardientes sin precinto, además del riesgo legal que supone traficar con productos ilegales, puede suponer un grave riesgo para la salud.


El Orujo de   Galicia es la bebida espirituosa elaborada mediante fermentación y destilación de Orujos y Lías (bagazo) obtenidos a  partir de uvas cosechadas en la Comunidad Autónoma de Galicia.

En Galicia se llama Bagazo al residuo que queda después de extraerle el jugo o mosto a  las uvas; los bagazos están constituidos por los hollejos de las uvas, las lías, las  semillas y los cabos de los racimos, de esta materia se obtiene por destilación en alambiques el orujo o aguardiente.                      

Uno de los rituales más  tradicionales de Galicia tiene por protagonista al Orujo o Aguardiente, y se trata de la  Queimada; tiene un componente mágico-religioso y procede de los primeros pobladores de este territorio del noroeste de España que se ha ido transmitiendo  de generación en generación hasta nuestros días.

En Galicia el consumo de una Queimada es  sinónimo de fiesta; en otros sitios es  el Cava.

Por supuesto que mientras arde la Queimada hay que  recitar el Conjuro o Conxuro para así nos librarnos del acecho de las Brujas o Meigas.

Así empieza el conjuro de la  Queimada:

Búhos, lechuzas, sapos y brujas.
Demonios, maléficos y diablos,  espíritus de las nevadas vegas.
Cuervos, salamandras y meigas,  hechizos de las curanderas.
Podridas cañas agujereadas, hogar de  gusanos y de alimañas.
 Fuego de las almas en pena, mal de  ojo, negros hechizos, olor de los muertos, truenos y rayos.

Como podreis observar, Galicia está llena de leyendas e historias que generan en la sociedad creencias, miedos, misterio y sentimientos y las historias y leyendas más destacadas son:
   
Santa Compaña                                 
Cientos de relatos y testimonios de testigos aseguran haber visto a la Santa Compaña o procesión de almas en pena que anuncian la muerte que a partir de las 12 de la madrugada recorren los caminos solitarios y los cementerios presagiando la muerte; el mito o leyenda de la Santa Compaña arranca desde 1800 y está vinculado a la Galicia rural donde las historias de brujas, muertos y demonios están muy presentes.

La aparición de la Santa Compaña está asociada a un presagio de muerte bien para reclamar el alma de alguien que va a morir o para anunciar la muerte de algún conocido aunque también aparecen para reprochar a los vivos sus errores.
 
En la isla de Ons también se da la leyenda de la Santa Compaña que entra por punta Centolo proveniente de Noalla y que tras dejar aviso desaparece por el cementerio, por medio del Burato do Inferno como la entrada del infierno por una sima de 5 metros de diámetro y 40 de profundidad situada en el sur de la isla y por ello es habitual oír los lamentos de las almas de los que sufren tormento por sus pecados en el Fuego Eterno, unos lamentos que se oyen cuando hay vendaval y cuyo origen está en el golpeo del mar contra la roca y el sonido de los araos que anidaban en su interior y en tiempo de tempestad cuando la mar penetra por la Furna (Horno) de esta cavidad, dicen que un toro de cuernos de oro protege esta entrada del mundo de los muertos.
 
Mal de ojo
En la Isla de Ons se dice que para echar mal de ojo a alguien hay que ir a Beluso, traer un sapo, meterle un trozo de ropa de esa persona en la boca y conjurarlo, para esto hay que ir a la playa, hacer 18 bolas de algas, poner mitad a la derecha y la otra mitad a la izquierda, tirar al mar las nueve de la derecha recitando:

Ondas do mar sagrado
/
Tirame o aire de morto
/
de vivo ou escomulgado

y luego dejar secar en la lareira (chimenea) de casa las otras nueve, para acabar tirándolas en el mar.
              
El Baño de las 9 olas
En la Ermita de Nuestra Señora de la Lanzada, existe una leyenda que va asociada no sólo a la ermita sino en general a la playa de A Lanzada que se relaciona con los ritos de fecundidad, una playa profundamente vinculada al misticismo que se atribuye a los gallegos.
 
Cuenta la tradición que tomar un baño de nueve olas durante una noche de luna llena constituye el fin de la infertilidad, otra versión de la leyenda un poco distinta es que las mujeres estériles para conseguir la fecundidad deberán bañarse y contar siete olas desde el número dos hasta el número nueve, las mujeres que quieran completar el rito de fecundidad deberán acostarse sobre la Cama de la Virgen que está cercana a la ermita de Nuestra Señora de A Lanzada.
 
 
El milagro de Bouzas
En el momento en que el cuerpo del Apóstol Santiago llegaba a Galicia en barca se celebraba en Bouzas la boda de dos jóvenes, entre los cantos y actividades que tenían lugar, unos hombres a caballo practicaban un juego que consistía en arrojar sus lanzas al aire y galopar para recogerla antes de que tocase el suelo, el novio, que participaba también en el juego, tuvo la mala suerte de que una vez tirada la lanza, su caballo galopando se adentrase en el mar y se sumergiese, los presentes vieron con tristeza como del caballero y su caballo sólo quedaba una estela de espuma que se dirigía hacia la nave en la que viajaban los restos del Apóstol Santiago.
 
Pero, milagrosamente, el novio y su caballo salieron del agua a la superficie recubiertos de conchas de vieira, en honor al milagro producido, desde entonces, todo peregrino camino de Compostela, lleva en su sombrero y en la esclavina de su sayal una concha de vieira.

¿Quién no conoce la Queimada gallega?

¿Quién sabe prepararla?

Aqui os muestro un vídeo para que aprendais a hacerla con los amigos.


pero, ¿quién se conoce la letra del conjuro?

a continuación podreis ver un vídeo y la letra en gallego y castellano del conjuro de la Queimada gallega.



Por último, unos Petroglifos y un trailer de un Poblado Celta muy típico del Monte Santa Tecla en La Guardia (Pontevedra)


Regreso al contenido