Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido


Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces

¿Quién soy y por qué escribo esta página?

Hola a todos...

Mi apellido es Tuche y nací en Vigo (Pontevedra) en Julio de 1949, mi infancia pues, transcurrió en las décadas de los 50 y 70 y sé de sobra que existen muchas publicaciones de las vivencias de la gente de mi generación, pero precisamente por ello no importa que haya una más ya que os puedo asegurar que para mi ha sido divertidísimo recordar viejos tiempos, que por cierto, tienen mucho que ver con mi vida y mis aficiones.

Sobre mí os diré, que me llaman Tuche y no Faustino, ya peino canas y comencé a escribir en la red ya bastante mayorcito debido al escaso tiempo del que disponía en mi etapa de currante (desde los 20 años hasta mi Jubilación).

OK, comienzo a escribir esta página porque todos tenemos familiares que fueron, sintieron, vivieron y sin los cuales yo no estaría aquí y ahora al empezar a escribir pienso que fueron personas que tuvieron sus preocupaciones, sus ansiedades, sus momentos buenos y malos, con una vida que vivieron como buenamente pudieron con las cartas que les tocaron, vidas igual de importantes o igual de insignificantes que la que yo trato de vivir, vidas que lo son todo y nada dependiendo del punto de vista desde el que se miren.

Por esta razón, pienso que un día en el futuro, quizás un descendiente mío se pregunte lo mismo y se ponga a tratar de imaginar lo que yo, su antepasado, disfrutó o sufrió como una forma de reflexionar sobre su propia vida y sólo seré eso, un vago recuerdo de alguien que fue y existió, pero poco más.

Nada importa?  Pues si, todo importa.

Si exploras con mucha tranquilidad el contenido de mi página puede que haya algo que te pueda interesar (seguro que muchísimas cosas); la casi totalidad de los datos que aquí aparecen son fruto de una labor de recopilación de información personal durante años por medio de consultas y de álbumes de fotos familiares como si de auténticos tesoros se tratara (y realmente lo son...); por esta razón, insisto en que te tomes tu tiempo y te llegues a sentir como en tu casa, tienes muchas cosas por descubrir una vez que hayas empezado a hurgar en esta página para que te puedas sentir transportado a tu niñez.

Muchas de las fotografías aqui expuestas han sido tomadas de varios sitios públicos de internet sin ningún ánimo de lucro, para poder ilustrar una época y unos hechos históricos sin pretender con ello realizar ningún juicio de valor sobre nada ni nadie; si alguien considera que alguno de estos no debería estar en este sitio, favor comunicármelo y este será retirado inmediatamente; estos archivos deben ser tomados exclusivamente como consulta y sin fines comerciales ya que lo único que a mi personalmente me mueve es el poder obtener el agradecimiento de gente que se emociona con algunos de los recuerdos compartidos que intento plasmar en mi página personal.

Una de las páginas en la que he considerado que había información veraz de los recuerdos de mi juventud los he obtenido del Desván de Rafael Castillejo al cual agradezco su permiso para poder publicar alguna de sus fotos ya que considero que es la mejor página de recuerdos que he visto en Internet.

Bien, pues personalmente espero que esta página sea de vuestro agrado y que paseis unos momentos agradables leyendo cosas que pienso os pueden interesar ya que esta página la intento mantener activa debido a la multitud de correos que recibo de gente que por casualidad navegan por Internet y se topan con esta página como por ejemplo:

Antonio.- He leído tu página con detenimiento y me parece un trabajo extraordinario el que has llevado a efecto. Me ha hecho volver a sentir niño, cosa que ya tenía olvidado, al leer tus textos y ver la colección de fotografías. En general todo me ha encantado, pero en el apartado de los cines (especialmente los del barrio de Delicias), los TBO y los cromos, han sido los que mas recuerdos me han traído de mi infancia y juventud, hasta tal punto, que me he emocionado al recordarlo. No olvidemos que recordar es volver a vivir, y tú con tu página has conseguido algo que yo tenía casi olvidado.

Recordar es volver a vivir

P.D. Soy coleccionista de fotos y documentos, tanto particulares como de la red, de los años 50, 60 y 70, seguramente lo tendrás casi todo, pero te ofrezco cualquier foto o documento que te pueda interesar, solo tienes que decirmelo, y si lo tengo, puedes disponer de ello.

Antonio.- Es un gran proyecto el que llevas a efecto. Me tienes de seguidor de tu pagina desde ayer que la encontré buscando recuerdos. He vivido en la calle Santa Isabel (junto al museo) varios años, por eso la zona de los cines de Atocha y Delicias eran mis favoritas. Colecciono fotos de postales, cines, cromos, comics, Madrid, etc., todas antiguas. Esa es mi pasión.

Javier.- Estupenda página personal la tuya. Enhorabuena, muy buen hacer. Yo tengo unos muy básicos blogs de otro estilo que puedes visitar en http://diogenwebblog.blogspot.com.es/. Si exploras el contenido de mis blogs puede que algo te pueda interesar.

Jesús.- He conocido tu web por pura casualidad (permiteme que te tutee, soy mayor que tú), y tengo que reconocer que, aunque eres casi de mi generación, fuiste afortunado porque vivías en Madrid, o sea, en el pueblo grande.....

Jesús María.- Con tu página, cuando uno se encuentra mustio, entro en ella y la nostalgia te refuerza el ego..., y resucitas de nuevo, y aunque dicen que renovarse o morir, yo digo que, recordar... es vivir dos veces... en fin, quiero que sepas que te lo has currao..., y que me ha gustado mucho tu nueva página.

Recordar es vivir dos veces

Un recuerdo de José María Palacios Iriarte es que en el tipo de tren de nuestros tiempos jóvenes, nos dejaban llevar la cesta con la gallina asomando la gaita, y el hatillo con la tortilla de patatas, los filetes empanaos, las naranjas y/o los plátanos, y la bota de vino que se llevaba colgada por fuera de la ventanilla, por la noche para que se refrescara el vino... Ese es el recuerdo que tengo de aquellos borregueros de los años 50/60, como el 86 que salía a las 23:45 de P. Pío, y llegaba a Alsasua sobre las 8 de la madrugada..., y alguna vez he llegado a las 18:15 tras una odisea en la que compartías tortilla, filetes, tragos de vino, risas..., con los compañeros de aventura, y hasta algún ligue el que le echaba morro al asunto.

Un apunte: Hace no demasiados años, existía un tren (varios), denominado Borreguero, con asientos de madera, redes prendidas al techo para llevar el equipaje sobre las cabezas…, cuya tarea era llevar a los jóvenes de 21 años desde sus provincias o partidos judiciales (donde estuviera su cuartel) a sus destinos para cumplir el servicio militar; eran viajes que duraban, por lo general, días.

José Luis Valbuena.- Estimado y desconocido paisano, he visto tu página web con gran placer. Creo que tenemos por este tema una sensibilidad parecida.

Jose Antonio Gallardo.- Soy profesor del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación Facultad de Psicología Campus de Teatinos, s/n Universidad de Málaga. Acabo de ver tu página Web y es maravillosa porque gran parte de tus vivencias también las he experimentado yo. Es una dirección WEB que funciona todo; no hay errores. Los vídeos funcionan todos. ¡Enhorabuena! sigue introduciendo más información para que la puedan disfrutar los madrileños de nuestra época.

Luis Miguel De la Fuente Castillo.- En mi juventud, fui muchísimas veces a Stone, por la música y el ambiente que había. Recuerdo que cuando iba a cerrar ponían siempre una canción que supongo se llamaría Goodbye. He tratado de encontrar quienes la cantaban y me ha sido imposible.
 
 
Podría Ud. ayudarme?

Llegará un día que nuestros recuerdos serán nuestra riqueza

Lo sé, y me he dado cuenta (lo creais o no) al indagar por la red buscando referencias de aquellos tiempos de mi niñez; parece haber un montón de personas que, como yo, y al llegar a cierta edad, vuelcan sus recuerdos en blogs que no se saben bien quién los leerá, pues debido a esto, mi interés comenzó con los juguetes, supongo que, cuando se trata de recordar esa época de tu vida todo comienza por ahí; quise reunir en algún sitio todos los juguetes de mi infancia, junto con las sensaciones que experimenté al jugar con ellos, y volver a verlos, aunque fuese en fotografía, ha sido una auténtica avalancha de emociones casi olvidadas, y poco a poco, todas estas sensaciones revividas han ido arrastrando consigo una imagen más general de la vida tal y como era entonces y de mi familia y nuestras pequeñas cosas, un cuadro completo de aquella época con el que supongo que muchos os sentireis indentificados.

En uno de los mejores blogs de juguetes de los 60-70, el Kiosko de Akela leí que pasamos por diversas épocas en nuestra vida y que es entre los 40 y 50 años cuando comenzamos a volver la vista atrás (siempre con cariño y sin obsesiones) para recordar; supongo que es entonces cuando comenzamos a tener tiempo para hacerlo, ya que hasta ese momento, probablemente a todos se nos pasa la vida muy ocupados en otras cosas y en este punto de la mía, necesito hacer un volcado de recuerdos, mi disco duro comienza a estar overloaded y busco un lugar dónde depositar todos estos archivos del pasado; primero pensé en Facebook, pero llegué a la conclusión de que un contenido tan personal debe estar en una página personal, así que aquí va este intento; me gustaría que un día, mi familia pudiera conocer cómo fue mi niñez en palabras y en imágenes, como a mí me hubiera gustado saber cómo fue la de mis padres.

Si te gustan mis recuerdos, no dejes de contactar conmigo a través de correo electrónico, y de compartirlas con tus familiares o amigos en las redes sociales o poner un comentario, porque por mucho que pase el tiempo, siempre lo recordaremos, porque es lo que vivímos entonces en esa etapa de nuestra vida y está ahí, no fue ni mejor ni peor que las de ahora, simplemente fue esa........................... ¡¡ la nuestra !!.

Regreso al contenido