Jardineria - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Jardineria

Quienes somos > Hobbies & Mascotas > Tuche
¿No te gusta pasar el tiempo afuera? ¿Te gusta que tu entorno sea bonito? Si las respuestas son sí, considera la jardinería como tu próximo hobby.


Un hobby como el de la jardinería se empieza a tener cuando consigues vivir en un chalet con jardin; después de leer muchos libros sobre todo lo relacionado con los jardines y después de comenzar a crear paso a paso el jardin que deseas.


Durante muchos años, el concepto de jardinería no me interesaba, me imaginaba a personas mayores con tiempo de sobra en sus manos ocupando sus días en la plantación de cantidades de flores en sus jardines, hasta que me interesé yo también, hay algo relacionado con la pureza y la simplicidad de la jardinería que simplemente me encanta.

La jardinería hizo que mi jardín y mi casa se sintieran más cuidados y cálidos, muchos amigos y familiares la han visitado y me han comentado la diferencia que hace el jardín, y todo lo que le aporta a nuestra propiedad.

Trabajar con las plantas de mi jardín se ha vuelto una de las cosas más relajantes que hago, no hay nada mejor para el final de una semana laboral estresante que pasar el sábado en mi jardín.

Últimamente he estado ocupado investigando y buscando nuevas ideas en Internet, estoy buscando mejores formas de plantar ciertas flores y piensa seriamente hacer de la jardinería una parte de tu hogar y de tus hobbies, ya que te aportará belleza y paz, todo a la vez.
Muchas personas de cincuenta y tantos para arriba tienen hoy en la jardinería su hobby favorito, El ejercicio es la mejor arma contra el envejecimiento y la jardinería se considera un ejercicio aeróbico, mejora el metabolismo, el estado cardiovascular y osteoarticular, promueve el bienestar físico, mental y afectivo.

Pero, además, la jardinería ofrece una ventaja añadida, se realiza en un entorno verde, al aire libre y de una forma muy entretenida, trabajar en el jardín, la terraza o el huerto implica desde cavar, trasladar pesos, sembrar y plantar, hasta regar, segar, podar, abonar, cosechar... y actividades asociadas, como cocinar los productos del huerto y hacer conservas, entre muchas otras.

Esta serie de tareas pone en juego numerosas funciones motoras: caminar, agacharse, estirarse... moverse en suma, lo cual incrementa la resistencia, la flexibilidad y el equilibrio; todo esto es muy beneficioso para retrasar la pérdida de capacidades y autonomía en la actividad diaria que conlleva el envejecimiento, y contribuye positivamente a ralentizar, por ejemplo, la evolución de la osteoporosis y la artrosis, además, relaja, reduce los niveles de estrés y ansiedad y es estimulante; en suma, incrementa la sensación de bienestar.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal