Los aviones - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los aviones

Transportes
Ir al aeropuerto a pasar la tarde viendo despegar y aterrizar a algún que otro avión nos llevaba a pagar el trayecto en autobús desde la Plaza de Neptuno.


El Aeropuerto Nacional de Madrid se abrió al tráfico aéreo en 1931, pero las operaciones comerciales no se inician hasta finales de 1933, un solitario terminal de pasajeros es ya testigo a principios de los años treinta de los primeros vuelos internacionales, el terminal tenía capacidad para 30.000 pasajeros anuales.

Para construir el gran aeropuerto que sustituiría a los de Getafe y Carabanchel se seleccionó un páramo yermo de unas 500 fanegas junto al entonces municipio de Barajas, hoy distrito de la ciudad de Madrid, por su buena comunicación con la capital a través de la carretera de Francia y la total ausencia de obstáculos y zonas habitadas a su alrededor.

Habia en el campo de vuelos, de terreno natural un gran círculo blanco con el nombre de Madrid en su interior que servia como guía a los pilotos, el círculo con la palabra Madrid simboliza toda una época, en torno a 1940, en la que la escasez de combustible mantenia casi paralizadas las operaciones civiles.

La primera compañia aérea española fué Iberia, fundada en 1927 por el industrial Horacio Echevarrieta, explotador minero, armador de barcos, productor de submarinos, amigo de Primo de Rivera y de Alfonso XIII quien se prestó a inaugurar el primer vuelo comercial de la compañía.

Por decisión de la República la compañía entró a formar parte de un conglomerado de empresas de transporte aéreo, en 1937 fué recuperada como compañia aérea del bando nacional franquista inaugurando el primer vuelo internacional con destino a Lisboa en 1939, tras la guerra civil fué nacionalizada y pasó a formar parte del INI, en 1946 fué la primera aerolinea en efectuar un vuelo entre Europa y América del Sur, Madrid-Buenos Aires y en 1954 volaria desde Madrid a Nueva York.

En 1974 inauguraría el primer puente aéreo de Europa entre Madrid y Barcelona.


Si os parais a leer el apartado Vida Laboral en Siemens, vereis que estuve varios años trabajando en el aeropuerto de Barajas hasta que cambié de empresa, mi puesto de trabajo de Siemens lo sustituí por el de Fujitsu España.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal