Punto o Calceta - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Punto o Calceta

Quienes somos > Hobbies & Mascotas > Carmen

Hacer punto es divertido y creativo y estoy descubriendo que tejer es para mi una fuente de satisfacción y relajación, puedo aprender a tejer piezas de punto para mi y para mi familia, sobre todo, cuando regalo algo que he tejido con cariño, parte de mi queda en esa prenda; mi tiempo, habilidad, la lana y el color que he elegido, incluso lo que pensaba y sentia mientras trabajaba, forman parte de mi regalo.


Aprender a tejer requiere paciencia y perseverancia a partes iguales, hay que disfrutar tejiendo, y si se atasca algo, hago una pausa pero no lo dejo, en pocas palabras, tejer es una actividad que nos relaja del estrés diario, no es cara y además es productiva; los hobbies o aficiones no tienen porque suponer un gran gasto de dinero y con algunos incluso hacemos cosas prácticas, que nos serán útiles y quizá nos ahorren unos euros.

Al principio cuesta, pero poco a poco vas aprendiendo a hacer punto con agujas: una manta, una bufanda, para luego llegar a hacer cosas más complejas como un jersey, ropita de bebé, punto de crochet, una gorra de lana,... todo lo que se le ocurra a tu imaginación.

La gente que lo practica dice que engancha y que no hay nada más relajante que hacer punto, ahora he encontrado el momento para practicar este divertido pasatiempo, una de las cosas que sabían hacer nuestras abuelas y que con el ajetreo de la sociedad actual se está perdiendo.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal