Senderismo - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Senderismo

Quienes somos > Hobbies & Mascotas > Tuche

Hace ya muchos años, desde mi infancia con un grupo de Educación y Descanso ya me iba de acampada a la sierra de Madrid con el macuto y tiendas de campaña a pernoctar en la montaña despues de hacer los clásicos fuegos de campamentos dónde se contaban historias, chistes y se cantaban canciones de campamento como la siguiente:

 

Ahora que vamos despacio, (Bis)
Vamos a contar mentiras, tralará, (Bis)
Vamos a contar mentiras.
Por el mar corren las liebres, (Bis)
Por el monte las sardinas, tralará, (Bis)
Por el monte las sardinas.
Al salir del campamento, (Bis)
Muerto de hambre y merendando, tralará, (Bis)
Muerto de hambre y merendando.
Me encontré con un ciruelo, (Bis)
Cargadito de manzanas, tralará, (Bis)
Cargadito de manzanas.
Empecé a tirarle piedras, (Bis)
Y cayeron avellanas, tralará, (Bis)
Y cayeron avellanas.
Con el ruido de las nueces, (Bis)
Salió el amo del peral, tralará, (Bis)
Salió el amo del peral.
Niño no tires más piedras, (Bis)
Que no es mío el melonar, tralará, (Bis)
Que no es mío el melonar.
Es de una familia pobre, (Bis)
Que vive en El Escorial, tralará, (Bis)
Que vive en El Escorial.


Despues de bastantes años volví a practicar senderismo por la Sierra de Madrid y la Sierra de Gredos recordando muchos de los sitios por los que anduve en mi infancia.

El senderismo consiste básicamente en caminar por senderos marcados o balizados; dependiendo del sendero tendrá un tipo u otro de marcas, señales pintadas en las piedras, montones de piedras o hitos, carteles de madera, unos más integrados en el paisaje, otros más evidentes, algunos más
ecológicos; la dificultad del terreno, la afluencia de caminantes, las aportaciones institucionales y el interés de particulares son algunas de las variables que influyen tanto en el tipo de señalización como en el cuidado del sendero.


Probablemente te hayas encontrado con ellas en alguna salida al campo, las hayas visto en los caminos que rodean tu pueblo o incluso partiendo desde la ciudad; España está llena de marcas, hitos de piedra, señales y mojones que marcan el trazado de nuestros caminos y senderos.


En numerosas páginas podréis encontrar la lista de senderos GR que atraviesan la península y otros países, como por ejemplo en la web Senderos GR o en Wikipedia. La FEDME (Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada) también tiene catalogado estos senderos en su web.


El sendero de Gran Recorrido (GR) se marca con una línea blanca sobre una línea roja; los caminos marcados con esta señal forman parte de una red europea de caminos presente en Francia, España, Bélgica y Países Bajos, que están pensados para caminatas de más de dos jornadas (generalmente mucho más de dos jornadas); las marcas pueden adaptar diferentes formas para indicarnos por dónde sigue el sendero, por dónde no hay que tirar y advierte de giros bruscos o variantes.


El sendero de Pequeño Recorrido (PR) es aquel que comprende una distancia de entre 10 y 50 kilómetros y se tarda entre una y dos jornadas en recorrerlo; sus marcas están compuestas de una línea blanca sobre una línea amarilla; es común ver que en determinadas zonas un PR y un GR siguen el mismo recorrido, en ese caso veremos tres marcas: una blanca, una amarilla y una roja.


El sendero Local (SL) es aquel que tiene una distancia inferior a 10 kilómetros; sus marcas están compuestas de una línea blanca sobre una línea verde, suelen estar catalogados por comunidad autónoma, lo que dificulta la búsqueda de alguno de ellos.


La segunda marca por excelencia en el mundo de la montaña es la de los hitos de piedra; muchas sendas que se mueven por alta montaña no forman parte de ningún GR, PR o SL, simplemente es el camino que sube a alguna cima o que te lleva a un refugio o una variante que rodea un determinado pico; estos caminos suelen estar marcados por pequeñas montañas de piedras colocadas por montañeros altruistas y son fácilmente visibles dibujando nuestra senda a una distancia considerable. Los hitos de piedra junto con la hierba y tierra pisada son la mejor marca del camino.


La famosa flecha amarilla es la marca del Camino de Santiago; en España, los más de 800 kilómetros del Camino de Santiago están marcados con esta flecha y es uno de los recorridos mejor señalizados del mundo.


En la Sierra Madrileña es muy habitual encontrar algunos senderos marcados con puntos de colores en los árboles, como es la Senda Smith, Calzada Romana, Senda de los Alevines, etcétera.

Algunos senderos están marcados con mojones (de madera o piedra) o con señales verticales que muchas veces incluyen información extra o flechas de dirección.


No se necesita un equipo sofisticado ni hay que realizar largos viajes, hoy en día, la gente suele vivir en las afueras de las ciudades por lo que cerca de la casa seguro que hay un sendero que podemos recorrer con unas zapatillas, una gorra y un botellín de agua, aunque, cuanto más ambiciosos sean nuestros objetivos más específico deberá ser nuestro material.


Aunque, cuanto más ambiciosos sean nuestros objetivos más profesional deberá ser nuestro material.

Para practicar senderismo hay que seguir varios pasos como: elegir una zona que te guste, seleccionar un sendero y lo más difícil, caminar.

Yo particularmente, he realizado senderos que duraban desde 3 horas que es lo más normal y de 7 horas sin parar, este último lo hice recorriendo el sendero entre El Escorial y Abantos para terminar bajando desde la parte trasera de la Basílica del Valle de los Caídos hasta la carretera del Escorial y allí coger el coche extenuado.

Estos son algunos de los senderos que he hecho en compañía de amigos, incluso de Carmen my wife:


Abantos hasta el Valle de los Caidos

Laguna de Peñalara

Pedriza en la Sierra de la Cabrera

Molinos de la Hiruela

Monasterio del Paular

Buitrago de Lozoya

Boca del asno en Valsain

Calzada romana del Valle de la Fuenfria

Maliciosa

Monte Abantos

Siete Picos

Camino Smith

Gredos

Barranca

Panera, etc...


Regreso al contenido | Regreso al menu principal