Vuelo sin motor

Vaya al Contenido

Vuelo sin motor

Quienes somos > Hobbies & Mascotas > Tuche
Un sábado cualquiera en Lillo (Ocaña-Toledo) celebramos el cumpleaños de uno de los amigos que componían un grupo que participaba en alguna que otra celebración.
 
Tuvimos el bautismo de aire montándonos en planeadores para practicar durante media hora de un vuelo sin motor en un velero planeador.
 
Son vuelos de iniciación que consisten en volar como pasajero en un velero biplaza pilotado por un instructor o piloto experimentado.
 
El velero es remolcado a una altura de unos 600m y entonces el velero se libera del avión remolcador e inicia el vuelo libre, hasta aterrizar en el campo de vuelo.
 
Durante el vuelo tenemos la oportunidad de conocer y probar pilotando los mandos del avión, hacer fotografías o vídeos, y por supuesto, disfrutar de las magníficas vistas que se nos ofrece, en estos vuelos suelen verse buitres y otras aves veleras.
 
El avión dispone de todos los instrumentos de vuelo necesario y reglamentario, además de radio, paracaídas que llevamos puesto durante el vuelo, y seguro para el pasajero.
 
Es simplemente un planeador, es una aeronave más pesada que el aire, con alas de gran envergadura, con notable alargamiento también conocido como elongación que es una magnitud que mide el aumento de longitud que experimenta un material cuando se le somete a un esfuerzo de tracción antes de producirse su rotura.
 
Normalmente estos veleros carecen de motor por lo que sus fuerzas de sustentación y traslación provienen únicamente de la resultante general aerodinámica, al igual que las de los demás planeadores como parapentes y alas delta.
 
Compartimos con ellos la práctica del vuelo libre, este tipo de aeronaves se emplea en el deporte del vuelo a vela.
 
Buen sábado seguido de una buena comida y agradable compañía.


Regreso al contenido