Emigración - Viaje en el tiempo

Vaya al Contenido

Emigración

Años 50_60_etc
En la posguerra, la política autárquica franquista impidió la emigración pero la situación económica española era muy deficiente y la necesidad de mano de obra en Europa muy grande, por esta razón se daba mano ancha permitiendo la emigración, todavía tengo un recuerdo imborrable del puerto en Vigo despidiendo a un familiar de mi madre que zarpaba hacia Venezuela.

La partida hacia otros países se hace masiva, en general campesinos sin tierras con escasa cualificación, más de dos millones de españoles emigraron a partir de los años cincuenta, la mayor parte irregularmente aceptando los trabajos más duros y con peor salario como la Construcción y el Servicio Doméstico en Francia, la Industria Química y Metalúrgica en Alemania, la Hostelería y la Industria en Suiza, la Minería en Bélgica... aquellos hombres y mujeres vivieron sus primeros meses en barracones, en ocasiones en antiguos Campos de Concentración en desuso, en Residencias colectivas, incluso en Naves y antiguos Establos, como lo fue el caso de los temporeros agrícolas.

Y es que a mediados de los 60, Madrid era poco más que un pueblo que empezaba a salir de la miseria a costa del trabajo de los miles de emigrantes que abandonaron sus pueblos de Andalucía, o Extremadura, o Galicia, o Asturias y que lucharon como burros por salir de la pobreza de sus pueblos y aldeas, muchos emigraron a Alemania, a Suiza, a Francia, pero no hay que olvidar (y también lo digo por los nacionalistas, a veces tan egoistas y apegados a sus creencias franquistas) que ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao se nutrieron y crecieron a costa de los jovenes trabajadores que creian que llegaban al paraíso de las longanizas, y se dieron de cara con la realidad de que para tener un frigorífico o una lavadora en la España del progreso industrial había que echarle muchas horas al tajo y tener muy pocos derechos laborales.

En la actualidad, España, lo que son las cosas, es un receptor de emigrantes, son personas jóvenes (como fueron los españoles) que no pueden sobrevivir en sus países de origen y están dispuestos a trabajar en condiciones y en trabajos que muchos españoles no aceptaríamos nunca, muchos de ellos no pueden entrar legalmente y se jueguan la vida para conseguir llegar a España, los que lo consiguen, desde ese momento se ven obligados a vivir en condiciones marginales y a aceptar trabajos que están fuera de la legalidad.

Regreso al contenido